3 pasos para trabajar como freelancer que no sabías

Para los que quieran aprender a  trabajar como freelancer y aún no saben como dar el primer paso, decir que efectivamente es una de las decisiones más duras de tomar y sobre todo, porque en la mayoría de los casos, esta decisión es tomada principalmente porque nos vemos obligado a ejercer como tal (hay excepciones eso sí).

Todos vemos casos de éxito como freelancer, pero desconocemos los pasos que hay que dar para empezar a generar nuestro propio dinero como trabajadores autónomos.

Efectivamente, el decidir hacerse autónomo o freelancer es una decisión muy complicada que en muchos casos (como lo es el mío) va ligado en un inicio, a una experiencia difícil en el mercado laboral y en la obligación de reinventarse para poder ganar un dinero a fin de mes.

Si quieres evitarte algunos golpes que nos hemos llevado casi todos los que formamos parte del gremio de los aventureros empresariales autónomos, te recomiendo que no quites ojo de los mejores consejos que se podría dar para trabajar como freelancer y no morir en el intento.

En definitiva y para el que aún no lo sabéis, hacerse freelancer es duro, y todos en cierta medida, viene este hecho marcado por una necesidad. (Sigue mi historia y te lo explico un poco mejor).

Mi experiencia como Freelancer, dando tumbos de inicio

Bueno para muestra, un botón como decía mi abuela. Os contaré para que entendáis lo difícil que es hacerse autónomo o freelancer de inicio, sin los conocimientos y ayuda que se requiere para hacerse un hueco como profesional a través de Internet.

¿Por qué decidí hacerme freelancer?

Como muchos en edad laboral y que han perdido su puesto de trabajo o se ven en la necesidad de buscar unas vías de ingresos alternativas, hace ya unos años me vi la necesidad imperiosa de dedicarme a ofrecer mis servicios profesionales a través de Internet.

Otra de las razones que me llevaron a lanzarme a la aventura del emprendimiento ofreciendo mis servicios de freelancer, fue que por motivos personales tenía que cuidar de mi hija pequeña, María.

Los primeros retos, buscar fuente de ingresos como freelancer

Una vez que fui consciente de lo difícil que estaba el mercado laboral por tanta crisis en España, cogí el toro por los cuernos y decidí buscar diferentes formas de ganar dinero extra a través de Internet. Por suerte, me encanta escribir y soy bastante imaginativa, por lo que opté por especializarme dentro de los negocios a través de Internet, en el área de redactores, marketing online y posicionamiento web.

Los resultados fueron variopintos y en muy pocos casos gratificantes. Todo el mundo hablaba de hacerse Copywriter desde diferentes foros y webs especializada en emprendedores y autónomos, pero la realidad es que coyunturalmente, esas páginas que demandaban editores o escritores para empresas, era una merienda de negros.

Me di de alta en diferentes webs de servicios de contenidos, foros de marketing etc. Y me daba cuenta que en la mayoría de los casos no había demanda de artículos para sus blogs y páginas web o cuando había un encargo, literalmente volaba, porque estaban esperando 100 escritores a aceptar el encargo (aun me acuerdo de montar guardia delante de una web y refrescando a la espera de que saliese un encargo para escribir para una empresa, F5, F5, F5, F5, en el navegador para refrescar, os podéis hacer una idea).

Después de un tiempo a la deriva encontré mi hueco a través de Internet

Si amigos, parece que después de aproximadamente un año buscando diferentes nichos o forma de encontrar empresas que demandasen mis servicios, opté por ofrecer mi propio contenido a través de mi propia web de Marketing Online que puse en funcionamiento gracia a un gran amigo y que trataba de dotarla de mi propio contenido y generar mi propio público, fue ahí cuando encontré la luz al final del túnel: Mi estabilidad de mis ingresos como freelancer se iba ajustando (menos mal).

Mis 3 consejos finales si quieres ser freelancer y mantenerte con vida

A raíz de esas caídas y heridas que aún están cicatrizando, encontré mi hueco a través de una estrategia sensata de diversificación y ahorro de gastos (hosting, backlinks, gasto en otros aspectos promocionales, etc…).

Tuve que ser consciente, que mis ingresos como freelance, debían ser la suma de un montón de cosas pequeñas, que todas en su conjunto lograban su objetivo que no era el otro que poder vivir de freelance o autónomo por mi cuenta (y poder contarlo):

1. Elabora tu propia tarjeta de presentación y tu mejor Curriculum Vitae

Esto es fundamental, debemos presentarnos al mundo de Internet como somos y sobre todo con la mejor cara, a nadie le interesa nuestros problemas o si somos gordos o flacos, quieren saber que somos los mejores freelance que pueden contratar y para ello, amigos míos, debemos hacer un extracto que sea atractivo a nuestros futuros clientes o contratistas.

Tómate tu tiempo y elabora tu propio CV con una buena foto de calidad y que te muestre acorde a tu perfil demandado (podemos ofrecer una visión desenfadada, pero sin distorsionar con el tipo de trabajo que ofrecemos como freelancer).

2. Pon tus datos de contacto de freelancer a vista y usa un mail profesional

Si queremos trabajar como freelancer, sobre todo si ofrecemos nuestros servicios a través de Internet, debemos tener un email de contacto mediante el cual, podamos establecer un primer contacto con nuestros futuros clientes o empresas.

No pongas correos “chorras”

Sé que puede parecer de Perogrullo, pero no os imagináis la cantidad de aspirantes a un proyecto que ponen sus emails personales como correos de contacto para ser contratados como autónomos o freelancer. Esto es un error muy grave que no debemos cometer, sobre todo, si lo que queremos es ofrecer una imagen seria y profesional.

Evita el uso de GMAIL, HOTMAIL etc.. para temas profesionales

También soy consciente que es difícil de contar con un dominio propio profesional, pero dentro de lo posible, intenta hacer una inversión y reserva un dominio “.com” que te identifique y créate tu correo electrónico profesional. Así dirás de algún modo que vas en serio.

3. Haz un portafolio profesional para que vean lo que ya has hecho

Ten en cuenta, que en el mundo de Internet, si queremos conseguir nuevos clientes y trabajar como freelancer, debemos construir una reputación y establecer lazos de confianza poco a poco y para ello, se debe empezar con un buen portafolio, donde de forma elegante, mostremos a nuestros futuros clientes lo que somos capaces de hacer. Un buen ejemplo, es si somos editores o copywriters, sería alguno de nuestros artículos de los que nos sintamos más orgullosos, o por ejemplo si somos diseñadores web, algunas capturas de nuestros anteriores proyectos más interesantes. ¡Debemos dar una imagen profesional que conquiste desde un primer momento a nuestro futuro cliente o jefe!

Moraleja final para aquellos que se están planteando trabajar como freelancer

Como habéis visto, el éxito es relativamente factible, pero para llegar a conseguirlo, hay que pasar por un duro proceso de aprendizaje y trabajo, que no todos están dispuestos a pasar por él. Este es uno de los principales motivos, por los que muy pocos se mantienen en la ola de los autónomos o freelancer a través de Internet.

La cuestión es si tú estás capacitado para mantener el rumbo fijo pese a contratiempos, tempestades y mareas. ¡Tu eliges!

Por cierto, ¿te ha resultado útil mi experiencia? Si quieres compartirla con tus amigos o colegas me harías un gran favor y estarás ayudando a la comunidad de autónomos o freelancers a seguir creciendo. ¡Gracias por compartir en las redes sociales!

Artículo realizado y enviado por Lucía Peña Segura

Diseñadora web y experta en SEO para empresas

Summary
Review Date
Reviewed Item
3 pasos para trabajar como freelancer que no sabías. Artículo que te ayudará a conocer esos detalles que vienen tan bien como emprendedor.
Author Rating
5