Aprender análisis técnico sobre cualquier activo

A través del paraguas del análisis técnico financiero, nos encontramos uno de los debates más acalorados conforme un inversor o analista, pretende saber el estado de un activo financiero y su posible movimiento que podría darse en un futuro. Es por ello por lo que todo lo referente a interpretar y aprender análisis técnico financiero, se ha convertido en un gran campo de batalla donde existen adeptos y detractores.

Parte de esta polémica, se debe a que existe dentro del análisis financiero dos mundos enfrentados, dado que se fundamentan en métodos y sistemas de análisis totalmente diferentes:

  • El análisis técnico, se basaría en el comportamiento de los valores sobre un gráfico.
  • El análisis fundamental, estudiaría tanto balances, datos fundamentales y estado macroeconómico para medir el interés de una empresa.

Hay quienes, lejos de la polémica, tratan de coger lo mejor de cada casa, y elaborar sistema de inversión híbridos, que les permita aproximarse a donde se va a dirigir el precio de una acción de bolsa o cualquier derivado financiero.

Breve introducción acerca del análisis técnico financiero

El análisis técnico es un enfoque de interpretación del mercado accionario, mercado de divisas o mercado de derivados; en el que se estudian todos los factores relacionados con la oferta y demanda real de los activos, mediante la utilización de gráficos (chartismo), estudios estadísticos y diferentes indicadores del mercado. Dicha interpretación de indicadores y precios históricos de un activo determinado, tienen como objetivo predecir el comportamiento futuro del valor del título, generando la oportunidad de obtener ganancias producto de operaciones de compra o venta desarrolladas anteriormente.

Dentro del gran número de estudios estadísticos e índices que se emplean como herramientas de análisis técnico, se encuentran:

  • Osciladores técnicos.
  • Las líneas de tendencia.
  • Determinar la fuerza de tendencia.
  • Perfil del mercado y perfil de volumen.
  • El estudio y promedio de rangos.
  • Las medias móviles simples y exponenciales.
  • Regresiones estadísticas.

De este modo tenemos un amplio abanico que servirán como caja de herramientas para el futuro inversor que desee construir a través de éstas, un sistema de inversión a corto, medio o largo plazo.

La relación entre el análisis técnico financiero y el análisis cuantitativo

No se podría establecer un buen análisis técnico sobre cualquier gráfico de cualquier mercado, sin antes haber realizado diferentes pruebas de “backtesting” con una serie de datos históricos determinados.

De este modo se intenta a través del estudio del comportamiento de un sistema de inversión en el pasado, si cuenta con la suficiente robustez para comportarse a los cambios de los mercados en un futuro, es aquí, donde el análisis cuantitativo es fundamental y se une al análisis técnico para poder determinar no sólo qué indicadores técnicos encajan bien en un sistema y en un mercado, sino conocer los periodos que debemos configurar en nuestros indicadores que forman parte de dicho sistema de inversión o especulación.

No existe la perfección y la certeza exacta en los mercados

Dicho esto, debemos tener claro que nuestro trabajo de investigación a través del análisis técnico y el análisis cuantitativo, sólo van a ayudarnos a tener un sistema de inversión más flexible, pero debemos tener presente que no existe el sistema perfecto en los mercados financieros, dado que estos se pueden comportar en cualquier momento de formas totalmente imprevisibles para cada uno de nosotros.

Por todo esto, se hace vital, tener una correcta gestión de capital y gestión del riesgo en cada operación que tomemos.