Cambie su vida como inversor con el interés compuesto en sus finanzas

¿Sabéis que una simple estrategia acumulativa puede dar la vuelta  nuestras  finanzas si lo hacemos bien? Esto sucede con estrategias como las que comentamos en este artículo gracias al interés compuesto en sus finanzas.

Mucho se ha hablado de las estrategias de inversión a largo plazo y los efectos que pueden causar a la hora de retirarnos con cierta solvencia en nuestra jubilación, pero, ¿realmente te has parado a hacer números?

Efectivamente, quizás los alquimistas estaban como locos perdiendo el tiempo en convertir el plomo en oro cuando en realidad con una simple operación aritmética hubiera cambiado el mundo de las finanzas en la antigüedad.

¿Y la fórmula mágica del interés compuesto?

Todo podríamos resumirlo en una simple ecuación donde se extrae que:

Su dinero: x (1 + i) ^ n.

(Vale, es cierto que esta ecuación puede resultar algo friki ¡y seguro que se puede simplificar mucho más! ¡para eso estamos aqui!). 🙂

El origen de esta simple forma matemática que presentamos en el artículo, y que tantos tratan de diseñar para adaptar las estrategias financieras; no se conoce con exactitud, lo que si es cierto es que grandes eminencias como Albert Einstein se le atribuye la frase de que es “el mayor descubrimiento matemático de todos los tiempos.” (en referencia al interés compuesto en sus finanzas).

Dentro del campo de las finanzas personales, es simplificando mucho más como nuestro billete de camino directo a nuestra independencia financiera.

Eso es correcto, sólo tres entradas directas pueden cambiar su vida, por lo que podríamos decir que estos son los tres ingredientes del secreto dorado de su nuevo futuro financicero:

  • La cantidad de capital líquido o dinero que usted invierte sobre algo.
  • La tasa de interés que se obtiene (o al menos promediado en un espacio de tiempo).
  • Y sobre todo, para seguir con un efecto “bola de nueve”, la cantidad de tiempo que tiene para hacer crecer su dinero.

Si está perezoso y no le apetece hacer números ni con una calculadora, lo entendemos, hemos hecho el trabajo por usted 😀 con lo que muy atento al resultado de aplicar el interés compuesto en sus finanzas.

Ejemplo práctico del uso del interés compuesto desde su inicio

Ya que las palabras no pueden describir adecuadamente la naturaleza mágica del interés compuesto, vamos a probar un par de elementos visuales.

He aquí cómo una sola inversión de a penas unos 1000 dólares, crece con el tiempo en cuatro escenarios de ahorro, dependiendo eso sí de diferentes estrategias con perfiles bien diferentes de rendimiento promediado anualmente:

El resultado es muy apetitoso ¿no cree usted? El interés compuesto parece que es la solución para inversores prudentes

Como se puede ver, simplemente se nos abre la boca de la sorpresa, como gestionando un capital tan pequeño como podría ser los 1.200 dólares de inicio, se han convertido en unos cuantos miles de dólares más

De esta forma, lo que se ha hecho es reinvertir los intereses nuevamente en la estrategia generando lo que decíamos al principio un efecto bola de nieve que únicamente hace crecer cada vez más nuestras ganancias.

No sólo ha ganado interés, pero te has ganado el interés de su interés. Y todo lo que tenía que hacer era invertir su primer dinero extra e ir reinvirtiendo los intereses producidos, eso y tener algo de paciencia para no tocar ni estropear nuestra estrategia de inversión.