Comienzos de semana con un dólar fuerte

Como hemos podido ver en los comportamientos gráficos del par Euro Dólar, podemos decir que el dólar ha empezado con buen pie el comienzo de la semana, siguiendo en su castigo al resto de monedas, en especial al malogrado Euro que sigue su tendencia bajista.

Quizás uno de los factores que más han ayudado a contribuir a este dólar fuerte, sea el dato extraído del PIB correspondiente al cuarto trimestre que conocimos el Viernes pasado.

Los datos precedentes a un dólar fuerte. Lecturas del PIB Estadounidense

Según los analistas y las recientes lecturas extraídas, hemos visto como la economía estadounidense ha realizado una escalada de un casi 2,2 por ciento a nivel intertrimestral. Acordémonos que las previsiones antes de conocerse el dato macroeconómico era de un 2,1% con lo que a priori, podría considerarse esta lectura favorable a un dólar fuerte.

Observemos el calendario económico del Viernes pasado:

¿Momentos claves para la economía americana?

Es posible que esta semana, sea considerada como una oportunidad de “mantener” en cuanto a las expectativas que se esperan positivas acerca de la publicación de los datos fundamentales relativos a los daos laborales correspondientes al mes de Febrero hecho que corroboraría un dólar fuerte, al menos de forma temporal.

De hecho, es muy probable, según informan diferentes analistas y expertos financieros, en que los datos referentes a los datos laborales no agrícolas crezcan en casi 235K y mejorando el paro en 1 décima que ayudaría al menos a los grandes inversores a mantener la moneda del dólar en sus bolsillos.

De igual modo, aún hay gente que tiene cierta cautela en lo referente al desempeño del dólar estadounidense, siendo reacios a pensar en un dólar fuerte sobre todo las próximas semanas mientras que no se confirmen las palabras de la FED de subir los tipos que tenían previsto hacerlo a partir de la segunda mitad de este año.

El debate esta sobre la mesa y es que nadie después del desplome del Euro con respecto al Dólar, decide unirse a la fiesta bajista del Euro y más a estos niveles aunque todo dependerá del comportamiento de los indicadores anunciados las próximas semanas.

Todo acompaña a una falsa realidad de un dólar fuerte, en parte propiciado a que sus máximos rivales están peor que él.