Cómo calcular la TAE de un minicrédito rápido

La solicitud y concesión de un minicrédito rápido se realiza con un plazo de amortización generalmente pequeño, normalmente inferior a un mes (aunque en ocasiones se pueda prorrogar durante un periodo de tiempo mayor) y con una cantidad asimismo pequeña, que suele oscilar entre los 50 y los 500 euros en el mejor de los casos. Normalmente, los honorarios que el cliente tiene que pagar se cifran en función de este plazo de amortización y de la cantidad solicitada, y serán tanto mayores cuanto mayores sean estas dos variables.

Al tratarse de términos heterogéneos, el coste de los minipréstamos para obtener dinero rápido no se puede comparar directamente con el de cualquier otro préstamo o crédito bancario, puesto que tanto la cantidad como el plazo de amortización de estos últimos suele ser bastante mayor, así como su coste en términos absolutos.

tae loans
tae loans

Para poder comparar magnitudes homogéneas, debemos acudir a la TAE de ambos tipos de créditos, que no es más que el interés efectivo anual que cada persona pagará por su crédito en términos relativos a la cantidad solicitada. La TAE de un minicrédito rápido, por tanto, se calcula en función de dos variables fundamentales: el plazo de amortización y la cantidad solicitada, convertida en tanto por ciento anual.

Generalmente, la forma de calcular esta TAE es compleja pero, en el caso de los micropréstamos, suele ser superior al 2.000% TAE; una cantidad que puede parecer excesiva, pero que en realidad tiene que ver con un plazo de devolución más bien pequeño. Ojo, no se debe confundir con el interés nominal, que es aquel que relaciona los honorarios del crédito con la cantidad solicitada con independencia del plazo en el que se amortice.

Ejemplos de cálculos de TAE

créditos tae
créditos tae

Pongamos un par de ejemplos del cálculo de la TAE de un minicrédito rápido. Para un préstamo por importe de 500 euros a devolver en 30 días y cuyos honorarios son de 50 euros, el interés nominal a aplicar sería del 35%, mientras que su TAE sería del 3.752,37%. Un crédito de 400 euros a 21 días con unos honorarios de 100 euros, tendrían un interés nominal del 25%, mientras que sue TAE sería de 4.734,91%.

¿Son intereses astronómicos?

Existen muchas personas que consideran usurario el tipo de interés que estas entidades aplican a sus minipréstamos. Solo al ver la cifra, a cualquiera de nosotros nos podría escandalizar que estas empresas hagan este tipo de negocio, muy alejado de la realidad y de los bajos tipos de interés que se están ofreciendo por otros productos.

Sin embargo, a pesar que estas empresas están obligadas por ley a publicar la TAE de los productos que comercializan, es absurdo hablar de este concepto en créditos que se amortizan en un plazo que, en la mayoría de los casos, no supera los 30 días. Si una empresa de créditos rápidos aplicase una TAE similar a las que se aplican en operaciones de financiación a varios años de, pongamos, un 10% TAE, esto supondría cobrar unos 0,30 euros en concepto de intereses por la operación. Ni que decir tiene que este beneficio no serviría ni siquiera para cubrir los costes operativos de la empresa.

Es más, si aplicásemos la misma vara de medir con otros productos comercializados en el mercado, nos daríamos cuenta de que es absurdo recurrir a unas cifras tan alejadas de la realidad. El alquiler de un chaqué para una boda o de un camión para una mudanza, utilizando la misma vara de medir, daría como resultado una TAE cercana al 5.000%, pero nadie dice que este tipo de coste sea desorbitado.

Por tanto, a pesar de que mostrar la TAE sea de obligado cumplimiento para estas entidades, no tiene por qué tomarse como una medida fiel de la realidad, ya que no tiene ningún sentido utilizar esta medida para créditos con plazos de amortización tan pequeños.