Cómo detectar las fases de pánico en los mercados

En este artículo, vamos a reflejar sobre un gráfico las fases donde es palpable, el pánico en los mercados. Sabemos que los mercados financieros, no se rigen por reglas lógicas y que muchas veces su comportamiento es determinado por cuestiones que se salen de una mera explicación coherente.

Sin duda la parte emocional de todos los intervinientes en los mercados, como pueden ser inversores, traders institucionales, grandes fondos, sistemas automáticos de trading de alta frecuencia, si los sumamos, podemos hacer un combo explosivo del que muchas veces no sale nadie bien parado, estos fenómenos se conocen como las fases de pánico en los mercados.

Intentaremos explicar como detectar estos comportamiento a través del estudio de un elemento esencial y evidente como lo pueden ser las velas japonesas o “candlesticks”, que no deja de ser una representación más de las cotizaciones de un mercado financiero.

También se pueden encontrar, evidencias del pánico en un momento dado de los mercados, cuando se aprecian ineficiencias puntuales o huecos de volumen de negociación, como consecuencia de una publicación de una gran noticia.

¿Cómo se puede identificar estas fases de pánico en los mercados sobre un gráfico?

el típico sentimiento de pánico en los mercados de valores
el típico sentimiento de pánico en los mercados de valores

Bien, intentaremos mostrar dos métodos para lograr identificar esas fases de pánico o climax, que son claramente identificados por un cambio agresivo en la cotización.

Identificación del pánico en los mercados a través de velas japonesas

Como se puede ver, el comportamiento del pánico en los mercados a través del uso de velas japonesas es muy fácil de identifica, basta con ver un incremento en la volatilidad del activo a través de cualquier indicador diseñado para ello (bandas de bollinger, ADX-ATR etc…) para darnos cuenta de que estamos asistiendo a un movimiento brusco de la cotización.

Una de las formas más claras de identificar zonas de indecisión y pánico en los mercados es mediante el análisis de las velas en diferentes circunstancias:

fases de pánico con velas japonesas
fases de pánico con velas japonesas

En el gráfico vemos dos tipos de fases relacionadas claramente con la euforia y el miedo en los mercados:

  • El pánico, que lo identificaríamos gracias a la longitud grande de la sombra (o mecha de una vela).
  • La indecisión, que la identificaríamos por cuerpos de velas pequeñas también con mechas pero en ambos extremos.

Ambos comportamientos se pueden casi palpar cuando vemos un gráfico de cualquier activo, no hace casi falta saber que esos cambios agresivos que hemos marcado en un gráfico se deben a una publicación de una noticia, rumor o cualquier evento inesperado que causa un efecto inmediato en los mercados.

Los inversores y traders minoristas, suelen dejarse llevar por este tipo de eventos y son los que entran en el peor punto de la cotización, hecho que aprovechan los grandes capitales para desprenderse de los título en circulación.

Nuevamente, suponen trampas emocionales especialmente diseñadas para mover la fuerza inversora a su antojo y eso queda suficientemente referenciado en estos tipos de gráficos.

¿Se puede operar en estos momentos de pánico en los mercados?

Decir que esta forma de operar, aun sabiendo las típicas maniobras que realizan los grandes capitales, es extremadamente arriesgada, porque sería operar contra la tendencia principal aun sabiendo que se trate de una trampa para dejar enganchados a la fuerza inversora.

el pánico es un factor a considerar a la hora de invertir o hacer trading
el pánico es un factor a considerar a la hora de invertir o hacer trading

No obstante, muchos traders a través de la suficiente práctica, realizan entradas para operar lo que se conoce como “correcciones” de la cotización al detectar estas sombras tan grandes en un movimiento impulsivo, lo que suelen hacer además de usar otro tipo de indicadores basados en volumen, es detectar la formación de la siguiente vela que ha producido ese movimiento agresivo y esperar a que llegue aproximadamente al 50% del recorrido de la vela anterior poniendo un stop a poca distancia del máximo establecido por el “pánico”.

En definitiva, es una estrategia arriesgada, pero que cuenta con la ventaja de tres puntos importantes:

Los mercados siguen moviéndose con relativa velocidad.

No existen dudas a la hora de situar un stop, y si somos prudentes podemos ajustarlos muy bien.

Si se buscan pequeños recorridos, pero rápidos esta puede ser una técnica o estrategia de trading a considerar.