Conociendo la inversión privada

Para hacernos una idea, el principal concepto de inversión privada o cualquier tipo de movimiento similar, atiende al acto de dejar en el tiempo la posibilidad de obtener un beneficio inmediato, con el objetivo de tener una mayor rentabilidad en un futuro.

Es de este modo, como el concepto de inversión privada choca con el concepto de especulación que suele ser realizado este tipo de movimientos, cuando se busca una inmediatez sin ningún tipo de apego al valor por el que se pone un dinero.

Las cuatro características de la inversión privada

Podríamos establecer cuatro grandes características que identifican a la inversión privada, dado que en toda inversión siempre hay que tener presente estas cuatro variables bien diferenciadas pero relacionadas entre si. Estas son:

  • La variable del rendimiento esperado.
  • El riesgo aceptado o tolerado.
  • El horizonte temporal de la inversión que vayamos a realizar.
  • La liquidez de nuestra inversión a realizar.

La variable del rendimiento esperado

Este tipo de variable se aplicaría en el entorno de la inversión privada, como la rentabilidad que deseamos conseguir gracias al movimiento de nuestra inversión, esta variable se podría cuantificar mediante un simple porcentaje calculado en base al capital que hemos procedido a invertir.

Habría que tener presente que existe una relación clara entre la rentabilidad esperada y el riesgo que se asume:

A mayor rendimiento, es mayor el riesgo

La variable asociada al riesgo aceptado

En este punto podríamos englobar a aquella variable asociada a la inversión privada y justo aquella la que intenta reflejar el factor de la incertidumbre sobre la rentabilidad de la inversión privada y sobre el hecho de que se presente la posibilidad (por remota que sea) de que no se pueda recuperar el capital que se ha invertido en una operación. Como se puede entender, esta es una variable muy subjetiva limitada a cada uno de los inversores y sus propias condiciones personales, quedando definidas por:

  • el perfil del inversor.
  • la aversión al riesgo que muestre.

 El horizonte temporal de una inversión

¿Cúanto tiempo tenemos pensado mantener esta operación de inversión abierta? ¿Vamos a realizar una operación a corto, medio o largo plazo?

las inversiones factores a tener en cuenta
las inversiones factores a tener en cuenta

Decir que los tipos de inversiones que forman parte de un horizonte temporal a largo plazo en productos ya “diseñados” suelen ofrecer tipos de interés mas elevados que las correspondientes con “productos de inversión diseñados por entidades” en el corto plazo.

Por poner un ejemplo y que sepamos diferenciar este factor relativo al marco temporal, tenemos el caso de las letras del tesoro frente a los bonos o incluso obligaciones del Estado.

El último punto a tener en cuenta para la inversión privada, la liquidez

Otro de los factores determinantes dentro de  la inversión privada, es el factor de la liquidez de nuestra inversión o dicho de otro modo, con que inmediatez seremos capaces de recuperar el capital aportado a nuestra inversión privada y por su puesto, en caso de hacerlo que costes nos puede repercutir retirar este capital procedente de la liquidación de la inversión.

Dentro de este punto se puede considerar también el tiempo que tendremos ese capital de nuevo en nuestra cuenta una vez cerrada la operación.