Cómo controlar los trastornos de  ansiedad en el trabajo

Inquietud, irritabilidad, tensión muscular y falta de concentración son síntomas comunes en las personas ansiosas. Sin embargo, cuando estas sensaciones atrapan las tareas y relaciones en su trabajo y la vida diaria, es el momento de preocuparse por la salud. Después de todo, estos pueden ser síntomas de los trastornos de ansiedad.

Quién vive con este problema no puede discernir las prioridades, tratando de hacer todo ayer y termina corriendo sobre sus límites. Esto es lo que se suele llamar a sufrir por anticipación.

¿Que son los trastornos de ansiedad?

En algún momento de la vida, todas las personas se enfrentan a la ansiedad. Situaciones difíciles, como el primer día de trabajo o cambios en la carrera, por ejemplo, pueden provocar sensaciones de angustia e inquietud.

Sin embargo, hay personas que viven ansiosas constantemente y no consiguen controlar la tensión, señal de que el problema puede ser patológico. Para evaluar los posibles trastornos de ansiedad, es necesario identificar la intensidad, frecuencia, duración de estado emocional, y analizar cómo afecta su vida.

En muchos casos, lo ideal es que busque ayuda psicológica para evaluar las causas y tratamientos al problema. Después de todo, se puede caer en diferentes denominaciones. Entre los más comunes son:

  • Síndrome del pánico
  • Fobia específica
  • Fobia social
  • Trastorno obsesivo-compulsivo (TOC)
  • Trastorno por estrés postraumático
  • Trastorno de ansiedad generalizada (TAG)

Existen numerosas causas de los trastornos de ansiedad, por lo que la importancia de buscar un experto en aspectos psicosociales y factores biológicos pueden causar el cuadro: la forma en que la persona interpreta las situaciones, los cambios en los neurotransmisores, el estrés y el uso de productos químicos son algunos factores desencadenantes.

Preste atención también a las señales de su cuerpo. Es común que los síntomas de los trastornos de ansiedad que incluyen temblores, dolor de cabeza, palpitaciones, irritabilidad, miedo, sudoración, náuseas, vómitos y dificultad para concentrarse.

Consejos para combatir la ansiedad en el trabajo

Los trastornos de ansiedad requieren tratamiento específico, pero se puede cambiar algunos hábitos que ayudan a controlar el estrés en el trabajo. ¿Qué tal comenzar ahora mismo?

– Realice un análisis para entender cuáles son sus prioridades. Por lo tanto, se puede entregar las tareas a tiempo y evitar tensión por los asuntos que no requieren su atención

– Sea realista acerca del tiempo que tiene para cada tarea. Intente realizarla de la mejor manera posible en un período de tiempo determinado, de manera que el perfeccionismo no termina retrasando otras actividades.

– Invierta en la preparación y la formación profesional para dominar lo que haces y reducir las inseguridades. En ocasiones especiales, tales como los cambios de carrera y reuniones importantes, prepárese con antelación

– Apuesta por una respiración lenta y profunda para relajar el cuerpo y por lo tanto para continuar las tareas

– Tome descansos por algunos minutos en el trabajo para aliviar la tensión.