El desempeño de Facebook pone cautelosos a los inversionistas

A pesar de las fuertes críticas por los términos de privacidad en el pasado, Facebook Inc. (NASQAD:FB) sigue incrementado el número de usuarios e ingresos en el 2015. Con apenas una década de existencia, sólo la red social Facebook ha pasado de tener 800 millones de usuarios en el año 2011 a poseer 1.4 billones de usuarios para el año 2015 según una reciente publicación del 29 de julio de Mark Zuckerberg, CEO y fundador de la compañía, en su propia página de dicha red social, en el cual también resalta el excelente incremento que han tenido los ingresos de Facebook en el segundo trimestre del 2015 los cuales fueron de $ 4.040 millones de dólares comparado con los  $2.910 millones de dólares en el mismo trimestre del año anterior.

Invertir en Facebook
Invertir en Facebook

Este incremento del 39% se debe principalmente al crecimiento de los ingresos provenientes de avisos publicitarios a través de dispositivos móviles, los cuales representan el 76% de los ingresos totales de Facebook Inc. y que han venido creciendo con el tiempo pasando de una participación en el mercado estadounidense de publicidad móvil del 14,4% en el 2013 al 18,5% este año según eMarketer, haciendo que Facebook le pise los talones a Google. Además, el próximo año aparenta ser más prometedor aún puesto que sólo los planes de Instagram, otro de los productos de esta empresa, de expandir dramáticamente su oferta de publicidad podrían generar $2.000 millones de dólares adicionales según Mark Mahaney, analista de RBC Capital Markets.

No obstante, los inversionistas no están satisfechos. Contrario a lo que ha pasado con los ingresos, los beneficios de los inversionistas han disminuido notablemente. La utilidad neta atribuible a los inversionistas pasó de $791 millones de dólares en el segundo trimestre del 2014, o 30 centavos de dólar por acción, a $719 millones de dólares, o 25 centavos de dólar por acción, en el mismo periodo este año, haciendo que cayera un 9,1% el beneficio.

Esto era de esperarse. Zuckerberg había advertido a sus inversionistas el año pasado que el 2015 sería un año de grandes inversiones en proyectos de largo plazo como lo son la inteligencia artificial, la realidad virtual y la expansión del acceso a internet en el planeta entero. En Junio de este año, inauguró el primer centro de investigación de inteligencia artificial por fuera de Estados Unidos, promovió la llegada de internet gratuito a países como Colombia, Panamá, Guatemala y Bolivia a principios de este año, y más otros proyectos en cursos, llevaron a que los costos y gastos totales de la compañía incrementaran un 82% comparado con 2014.

Los analistas pronostican que estos altos gastos se traducirán en el futuro en ingresos importantes para la compañía. Mahaney prevé que las aplicaciones de mensajería como lo son Facebook Messenger y Whatsapp podrían generar entre $2.200 a 4.400 millones de dólares en ingresos para el año 2017 con las nuevas mejoras en el servicio. Mientras tanto, se espera que con el lanzamiento de Oculus en 2017, visor de realidad virtual en desarrollo, se reúna más de 500 millones de dólares en su primer año en el mercado.

En cuanto al mundo bursátil, la cotización en bolsa de Facebook sigue una tendencia al alza en lo que lleva del año. Ha aumentado más de un 11% pasando de cotizarse por debajo de los $80 dólares a pasar a cotizarse por encima de los $90 dólares. Sin embargo, se mantiene la cautela. A pesar del optimismo que mantiene Wall Street antes los planes prometedores de Zuckerberg para seguir mejorando, para algunos no es suficiente y decidieron tomar sus ganancias ahora, más aún comparando los resultados del mismo periodo con Google, quien obtuvo un incremento tanto en ingresos como beneficios, lo cual ante esto produzca fluctuaciones en el valor de Facebook.

Por ahora, la decisión de invertir en Facebook se balancea entre el tiempo de retorno de los beneficios y la visión optimista y/o negativa de cada quién. Si las metas son cortoplacistas, no se esperan grandes rendimientos este año por los altos gastos, pero si se apuesta por un futuro brillante al largo plazo, lo mejor sería esperar para vender a mejor precio.