El efecto Halo en las inversiones

En el presente artículo vamos a investigar acerca del efecto halo en las inversiones, o dicho de otro modo, de qué forma nuestra percepción sobre una oportunidad de inversión puede verse alterada por ciertas apreciaciones subjetivas.

Si nos permitís, vamos a adentrarnos más en el mundo de las ideas del inversor para intentar explicar ciertos comportamientos que tenemos casi de forma refleja y sin darnos cuenta de ello.

¿Sabes lo que es el efecto Halo? Nosotros te lo explicamos

Entendemos como el efecto Halo, como el hacer una generalización de planteamiento que no es cierta, partiendo del hecho que sólo se conoce una sóla característica de algo.

Por así decirlo, el tender a establecer un juicio sobre algo que vamos adornando de cualidades de forma general. En nacimiento de este término se atribuye al psicoanalista Edward L Thorndike, el cual llegó a ciertas conclusiones muy interesantes gracias a sus trabajos de investigación realizadas en el ejército donde apreció que los soldados tendían a atribuir sesgos positivos a sus mandos superiores desde el primer momento de que se conocía una única cualidad que consideramos positiva.

Del mismo modo, los soldados tendían a generalizar con atributos negativos a sus superiores conociendo una única característica negativa de ellos. Por así decirlo, los soldados tendían a generar una personalidad con rasgos negativos sólo con el conocimiento de una única cualidad mala de sus mandos.

Estos tipos de experimentos psicológicos fueron repetidos en diferentes entornos como por ejemplo los realizados por Nisbett y Willson donde se aplicó en la Universidad de Michigan a diferentes grupos de estudiantes repitiendo en cierto modo los resultados:

  • Los estudiantes tendían a reforzar con cualidades positivas inventadas en base a un vídeo donde se mostraba únicamente a un profesor con aspecto afable.
  • Y otro grupo de estudiantes tendían a reforzar con cualidades negativas generalizadas en base a un vídeo donde se veía aun profesor en aspecto autoritario.

Las apreciaciones de los estudiantes evidenciaron que no sólo se tendía a atribuir características de personalidad (buenas o malas) del profesor, sino que además se le atribuían condiciones físicas favorables o desfavorables dependiendo de una única impresión.

Y ahora es cuando llegamos al mundo de la economía y del efecto Halo en las inversiones

el efecto halo en las inversiones de bolsa
el efecto halo en las inversiones de bolsa

Este tipo de errores es muy común cometerlos por parte incluso de analistas y medios de comunicación especializados en economía, donde si miramos bien, encontramos el efecto Halo en las inversiones.

¿Cuantas veces hemos visto que se magnifican las cualidades positivas o negativas de una empresa en base a un simple rumor o una apreciación de un balance o dato económico? Seguro que ese error lo hemos cometido más de uno a la hora de tomar una decisión de compra o una inversión. Sin darnos cuenta hemos establecido que una acción de bolsa o un fondo cotizado era una maravilla al ver un único dato. Si señores, nosotros sin darnos cuenta somos víctimas del efecto Halo y de sus consecuencias.

Muchas veces se comete el error de filtrar buenas empresas en nuestros análisis financieros basándonos únicamente en los resultados obtenidos en un periodo de tiempo, vamos corriendo a comprar acciones de esa compañía pensando que es la oportunidad de nuestra vida y cuando pasa el tiempo nos acabamos dando cuenta que se nos pasó por alto ciertos datos que no supimos ver victimas del efecto Halo en las inversiones que tomábamos en ese momento.

Otro ejemplo clásico es cuando un inversor medio, tiende a idealizar una empresa a la hora únicamente de ver que tiene unos dividendos periódicos y elevados, ¿verdad que más de uno se dejó llevar por esta circunstancia a la hora de componer su cartera de inversión? Podríamos establecer cientos de casos en los que gracias al efecto Halo en las inversiones acabamos tomando una decisión u otra.

Ahora que sabemos que muchos de los errores que cometemos no son producidos por “agentes externos” sino por propios errores de juicio, intentad ser más analíticos y no caigamos continuamente en la misma trampa.