¿Estamos en la nueva era de los préstamos online?

Lo que parecía una moda pasajera parece que se ha instalado con nosotros, lo cierto es que los préstamos online, se ha instalado dentro de la sociedad de consumo como una alternativa real a la solicitud de financiaciones a través de otro tipo de métodos de pago. Seguro que todos recordamos esas financieras instaladas dentro de los propios centros comerciales, donde teníamos que estar rellenando durante horas formularios con fotocopias, papeles y demás cuestiones de rigor para financiar un electrodoméstico.

Hoy en día parece que estos modelos están siendo fagocitados por nuevos modelos de obtención de capital a través de diferentes empresas especializadas en préstamos rápidos. En el presente artículo hablaremos sobre este tipo de empresas especializadas en la concesión de micro créditos a través de Internet, donde prima la rapidez y la facilidad en la gestión y concesión del crédito al consumidor.

¿Qué es lo que hace atractivo a este tipo de empresas especializadas en la concesión de préstamos online?

los créditos online una solución rápida y segura
los créditos online una solución rápida y segura

Aunque si es cierto que para la solicitud de grandes capitales para la compra de bienes inmuebles sigue siendo la tradicional (el banco de toda la vida, aunque con excepciones gracias a la banca electrónica), hay un perfil muy concreto que encaja a la perfección a través de lo que se ha conocido los últimos años como “préstamos rápidos” donde el significado de estas palabras deja fuera de lugar cualquier duda al tipo de préstamo y cliente objetivo.

Es por ello por lo que empresas relacionadas con las tareas financieras y crediticias, han ido asentándose a través de Internet y plataformas online, para poder ofrecer productos muy concretos y atacando donde más les duele a los viejos bancos de barrio, la rapidez en la gestión.

En el caso por ejemplo de los préstamos online que publicitan empresas como Vivus.es, se pueden obtener diferentes créditos de bajo capital como podría ser de 50 € a 800 € en un plazo máximo de 30 días, cubriendo de este modo algún tipo de necesidad de capital (el típico imprevisto), para las familias españolas.

Sin duda estos típicos de préstamos online, pueden presumir de lo que les ha hecho ser un producto financiero consolidado, que es sin duda los siguientes factores:

  • Agilidad en la concesión y autorización del crédito online.
  • Simplicidad en el proceso de concesión, gestionándose la mayoría del proceso a través de Internet.
  • Seguro, al establecer las empresas los mecanismos de seguridad que garantizan una relación prestataria sin riesgos (formularios encriptados a través de Internet y gestión cuidadosa en lo relativo a los documentos del solicitante).