Estudiando el rango de las velas japonesas

Cuando decidimos realizar un estudio del comportamiento de la acción del precio sobre un activo cualquiera, una de las técnicas más usadas es el estudio del rango de las velas japonesas. A través del comportamiento de la formación de las velas y sobre todo de las sombras o cuerpos que van dibujando a lo largo del tiempo en una cotización, se pueden determinar puntos importantes de soportes y resistencias o aplicado a la teoría de los mercados.

 

estudiando el rango de las velas japonesas
estudiando el rango de las velas japonesas

La información que nos da la lectura de los gráficos a través del uso de velas japonesas es valiosa partiendo del hecho que no sólo una propia vela dibujada sobre el gráfico ya nos dice mucho, sino estudiando el comportamiento de una serie de velas nos pueden dar idea de posibles formaciones chartistas que nos hagan tener una predisposición alcista o bajista sobre un mercado, una acción o cualquier activo que se precie.

Elementos que forman las velas japonesas

Antes de analizar el comportamiento de un activo a través del estudio del rango de las velas japonesas debemos tener claro que estas se componen en dos elementos principalmente:

  • Cuerpo de la vela
  • Sombra de la vela

El estudio del rango de las velas japonesas por el tamaño del cuerpo

A la hora de estudiar el rango de las velas japonesas un elemento vital para nuestro análisis es el estudio del cuerpo de la vela japonesa, lo que nos puede decir más acerca del tipo de presión que estén sufriendo los mercados siendo esta alcista o bajista. Un cuerpo pequeño a la hora de ser representado a través de una vela o un conjunto de estas, indica que estamos ante un momento de poca volatilidad en los mercados o de indecisión.

Trasladando el concepto a la ley de la subasta, y si apreciamos que el precio de apertura es prácticamente el mismo que el precio del cierre, podemos intuir que hay indecisión en el mercado y que no hay una tendencia clara, esto sucede con las velas estudiadas por separado.

En cambio cuando apreciamos un cuerpo largo de la vela, se aprecia una intencionalidad clara en la dirección que marque, tanto si es alcista como si es bajista.

La sombra de la vela y el comportamiento en los mercados

Otro elemento diferenciador a la hora de dibujar los gráficos de velas japonesas, es la existencia y longitud de la “mecha” o “sombra”. También analizando este tipo de elemento podemos sacar diversas conclusiones acerca del comportamiento de las cotizaciones en los mercados financieros.

la fortaleza estudiando el rango de las velas japonesas
la fortaleza estudiando el rango de las velas japonesas

A través de la formación de dichas sombras presentes en las velas japonesas, podemos extraer información muy relevante acerca de la marcha de la cotización en el momento que se esté formando. Estas mechas o sombras en una vela son presentadas en los máximos o mínimos lo que puede ser sinónimo de aceptación de los precios o rechazo.

¿Qué nos dice la presencia de grandes sombras en una vela japonesa?

Las sombras en el estudio del rango de las velas japonesas pueden verse con el siguiente aspecto:

  • La formación de velas que presentan sombras alargadas nos muestran que en algún momento ha existido una considerable volatilidad por alejándose de lo que es el mismo cuerpo de la vela formados por la apertura y cierre.
  •  Por otro lado, sombras cortas indican que casi toda la actividad se desarrolló cerca de los precios de apertura y/o cierre.

Las sombras no siguen un patrón simétrico ni tienen por que ser iguales a ambos extremos, en realidad lo común es que la mecha superior e inferior presenten una distancia con respecto al cuerpo diferente. Esta longitud en las sombras con respecto al cuerpo van a darnos una información clave acerca de las zonas de aceptación o rechazo.

 

la presión compradora y vendedora en las velas japonesas
la presión compradora y vendedora en las velas japonesas

Una vela japonesa que presenta sombra superior dilatada y sombra inferior por el contrario corta, nos dice que a lo largo de la formación de la vela japonesa existió un empuje alcista pero que por diversos motivos, durante la lucha de compradores y vendedores estos últimos tomaron las riendas del transcurso de la formación de la vela que estemos analizando.

De forma contraria cuando nos encontramos ante vela con mecha en la zona inferior dilatada con una mecha superior corta mostrará que existió una fuerza bajista inicial pero por los motivos que fuera, fué la mano compradora quien ganó la partida.