Hacerse rico en bolsa ¿fácil? ¿posible?

¿Crees que hacerse rico en bolsa es fácil? Bien, si eres de esas personas que por algún momento ha pensado en hacerse rico en bolsa, lamentablemente tengo que decirte que este mundo no es para tí, así de claro.

¿Cómo te has quedado? A veces un golpe de realidad puede ayudarte a que te precipites con decisiones que pueden hacerte daño a medio o largo plazo.

La vida a veces nos da los golpes que menos queremos recibir, y sobre todo, en el peor momento de nuestra vida.

Si, es cierto, la bolsa no es más que una cura de humildad donde nos puede dar todo, para momentos después quitártelo antes de que hayas dibujado una leve sonrisa de euforia.

Como dijo en algún momento un gran experto en la materia, Stan Weinstein :
El pánico es aquel que causa que vendas en lo más bajo posible, y la codicia es aquella que causa que realices tus compras cerca máximos de la cotización”. Yo no lo definiría mejor el mundo tan cambiante de los mercados financieros.

La bolsa es un entorno despiadado donde no existe una segunda oportunidad

Alejémonos de visiones fantasiosas causadas por películas, documentales y libros sensacionalistas, hacerse rico en bolsa, es casi o más complicado que pensar jugar en el Real Madrid o Barça.

la codicia invirtiendo en bolsa
la codicia invirtiendo en bolsa

Quizás la única visión amistosa, es la que tendremos a la hora de buscar nuestro broker para abrir nuestra primera cuenta de inversiones o trading

Si, efectivamente, una vez que empezamos a formar parte directa de los mercados financieros, todo se convierte en una merienda de negros donde, aunque no seamos conscientes, la presa somos nosotros.

Volviendo al mundo sensacionalista que rodea al mundo de los mercados financieros, aún recuerdo varias personas que empezaron a pensar que podían repetir las hazañas del Lobo de Wall Street o las de George Soros.

Muchos de los casos de éxito a las inversiones de bolsa, son asociados a, efectivamente profesionales que viven del mercado, pero desde el lado de comisiones, objetivos, conseguir nuevos clientes etc…

Son muy pocos los casos conocidos donde veamos una persona anónima, con un capital limitado y ajustado, consiga hacerse rico en bolsa en poco tiempo.

Las razones por las que muchos inversores acaban mordiendo el polvo en los mercados financieros

Las razones que refuerzan esta realidad tan cruda, son varias (y son muy pocos que quieren verlas, al estar cegados víctimas de anuncios engañosos y marketing):

  • En la mayoría de los casos, no se quiere ver la letra pequeña de lo que se hace, porque se está en esa espiral de codicia que nos hacen creer. “Claro que me haré rico, a toda costa y sin a penas trabajar”
  • Desconocimiento del entorno o mercado donde vamos a trabajar. Muchas veces se acude a los mercados financieros sin tener una base de conocimientos necesaria, en definitiva, no se sabe como operar en la bolsa.
  • Carencia de las aptitudes psicológicas necesarias para operar en bolsa. Esto lo suelo ver muy a menudo, cuando ves continuamente, personas que acuden a los mercados y no tienen casi ciertas cualidades vitales para continuar: Disciplina, objetividad y autocontrol
  • Disponer de un capital limitado y reducido. Aún me sorprende, como muchas personas puede creerse que con una cuenta de 1.000 euros puede conseguir un capital estable y de forma permanente, efectivamente, es posible manejar un capital numeroso pero todo está asociado al nivel de apalancamiento que queramos tener y consecuentemente asumir un riesgo mayor.

¿Cuantos inversores conoces que se hayan hecho ricos en bolsa?

los mas ricos en bolsa posible
los mas ricos en bolsa posible

Mi argumento que suelo dar a aquellos que aún insisten en no ver la realidad de la dificultad de invertir en bolsa, es: “¿cuantos inversores conoces que se hayan hecho ricos en bolsa?”

Seguro que alguno dirá que conoce uno o dos que finalmente lo han conseguido, pero, ¿cuanto tiempo les llevó conseguir su capital a través de los mercados? ¿con cuanto capital partieron? ¿era la bolsa su única actividad y estrategia? 

Podemos tener el caso en el mundo de una o varias personas que han conseguido amasar una gran cantidad de dinero, pero estas grandes fortunas como las de Warren Buffett, han sido amasadas, porque sus propietarios han actuado como empresarios mas que como inversores y mucho menos, como especuladores en el corto plazo.

La especulación en el corto plazo puede darte muchas alegrías y muchas pesadillas

Si, para un profano en la materia, puede ponersele cara de tonto cuando ve que con una operación en dos minutos puede conseguir 3.000 euros, pero, si revisamos todo el historial de operaciones anteriores y posteriores, ¿van a ser capaces de mantener un ritmo que les lleve a hacerse rico en bolsa? Esto es lo que se le llama, conseguir consistencia en las inversiones y trading.

Siempre considero que la consistencia en el trading, es como un gráfico de telemetría de un piloto de Fórmula 1, si vemos que en esa telemetría hay excesivos altibajos, podemos considerar que el piloto es inexperto y no le quedará mucho tiempo hasta que al final acabe estrellado con su monoplaza.

En las inversiones sucede exactamente lo mismo, los inversores y las ayudas que les pueden dar los brokers (el apalancamiento), van a permitir que cualquiera que abra una cuenta de inversión o trading tenga su propio Fórmula 1 y pueda darse las vueltas que quiera en un circuito… El resultado podéis sospechar cual es, todos acabaremos haciendo resultados ridículos o acabaremos con un resultado muy contrario al que teníamos soñado.

El mercado con miras altas son para profesionales, si es cierto que todos podemos destinar un porcentaje de capital para realizar pequeñas compras, pero siempre desde un grado de honestidad, objetividad y humildad y esto, evidentemente, no nos hará ricos. 

¿Qué rentabilidad podemos conseguir siendo sensatos como inversores?

Seamos honestos, una buena estrategia de inversión en bolsa, es la que nos lleve a sacar con nuestra cartera de acciones una rentabilidad que supere a un índice de referencia (por ejemplo el Ibex 35, S&P 500, DAX etc…)

grandes inversores y pequeñas personas
grandes inversores y pequeñas personas

Imaginemos que el S&P 500 ha tenido un rendimiento anual de un 8 o 10%, pues, ese podría ser nuestro objetivo con nuestra cartera de inversión en bolsa, como vemos hacerse rico en bolsa es más difícil de lo que parece, por lo que efectivamente, va a requerir de nosotros que ya seamos personas ciertamente con un capital elevado para poder conseguir nuestros objetivos de una forma más o menos regular.

Desde luego, con cuentas de 1.000, 2.000 o 3.000 euros no va a ser posible y a lo máximo que podremos aspirar es a poder regalarnos unas buenas vacaciones. 

Definitivamente, se puede establecer unas metas más sensatas y no seremos ricos en el corto plazo, pero os aseguro que no acabaremos en la cuneta víctimas de nuestra propia codicia con el afán continuo de hacerse rico en bolsa.

Os pongo a continuación, una buena estrategia que podría ayudarnos a determinar en qué nivel de inversor podemos estar dependiendo de si el dinero que queremos invertir, lo vamos a necesitar en el corto plazo o no (esto es fundamental):

estrategia de capital
estrategia de capital

Como se puede apreciar, para alguien que va  a necesitar su dinero en menos de un año, es una tontería en pensar invertir en bolsa, por lo que lo recomendable en su caso es tener todo en liquidez.

Hay un segundo nivel de inversor, cuyo capital no lo va a necesitar hasta dentro de 1 a 5 años, en estos casos, si se podría pensar en invertir en bonos por ejemplo y otro porcentaje en liquidez en su banco.

Y ya, en el último nivel inversor, tenemos a aquellos cuyo capital no lo van a necesitar de 5 años en adelante, y este perfil si que se podría permitir el invertir su capital en acciones de bolsa y bonos.

Si nos paramos a pensar estas circunstancias, es lo más razonable donde la meta de hacerse rico en bolsa no debe nublar nuestra vista, dado que los errores en los mercados se pagan muy caros.

Concluyo el artículo con otra cita que me ha parecido realmente interesante y que sin duda es con lo que nos debemos quedar:

“Si no sientes miedo en el momento de comprar es que estás comprando mal”

Por supuesto, agradecemos que nos ayudes a compartir el presente artículo de “Hacerse rico en bolsa ¿fácil? ¿posible?” si piensas que puede ser de gran ayuda no sólo para ti, sino para ese amigo o familiar que aún piensa que el camino del éxito es cuestión de verse dos películas y un método milagroso. ¡Gracias!