Fondos mutuos y fondos cotizados

Uno de los instrumentos que más esta creciendo dentro del mundo inversor, es el de los ETF, quizás una de las claves de su crecimiento en su demanda, sea la facilidad de acceder a diferentes universos de inversión, a través de la compra de un único valor diseñado por una gestora.

¿Qué tiene de peculiar los fondos cotizados o ETFs?

Lo que conocemos como ETF (del inglés Exchange Traded Funds), no dejan de ser fondos pero de transacción bursátil, o lo que es lo mismo, los fondos cotizados, formarían parte de instrumentos híbridos que salen a negociación a través de las bolsas de valores, exactamente, del mismo modo que sale una acción de bolsa.

El que los fondos cotizados, se puedan operar en las bolsas de valores, va a permitir al inversor que pueda comprar o vender ETF durante el horario bursátil, siempre y cuando intervenga un corredor de bolsa que haga labores de intermediación (exactamente igual que pasa con las acciones de bolsa).

esquema de formación de los fondos cotizados
esquema de formación de los fondos cotizados

Otra peculiaridad es que dependiendo del broker, pueden venderse en coro o incluso si no lo permite, seleccionar aquellos fondos cotizados que están diseñados para ir en corto sobre un valor, indice o lo que sea, esto es llamado” ETF inverso”.

La cotización de los fondos cotizados

Obviamente, el precio al cual se negocian los fondos cotizados, irá cambiando dependiendo de la propia demanda y oferta del producto y puede ser operado por cualquier inversionista a cualquier cantidad, por lo que no existiría ningún tipo de control o limitación con respecto el importe mínimo a operar.

Por norma general, a la hora de diseñar y gestionar los fondos cotizados, habrá un proceso donde se intente reflejar la evolución de un producto al cual esté replicado (indice, materias primas, etc…) con el único objetivo de ofrecer a los inversionistas la tranquilidad de estar operando y que sus operaciones están siendo replicadas, siguiendo al objetivo del ETF por el cual fue creado.

Algunas de las ventajas de operar con fondos cotizados

Los ETF, pueden resultar ser muy interesantes a la hora de usarse como complemento de una cartera de inversión y lograr ese punto de diversificación que se busca sin la necesidad de extendernos en demasiados activos. Hay diseños de carteras que únicamente están formados por 2 ETFs para que os hagáis a la idea, por ejemplo un ETF que replica a acciones europeas y otro de renta fija de EEUU. Todo depende de nuestra propia estrategia de inversión.

Es por esto por lo que los fondos cotizados, se han convertido con el tiempo, como el instrumento financiero preferido por inversores a la hora de diversificar sus carteras disminuyendo así su tiempo dedicado a gestionar 10 valores o más como se hacía hasta ahora a través de las acciones de bolsa.