Haciendo coberturas en carteras de inversión

En este artículo trataremos la forma de cómo realizar coberturas en carteras de inversión con opciones, con el fin de protegerse en el caso de posibles caídas. Este método ya lo habíamos comentado en este otro artículo que deberíamos echar un vistazo, para estar mas familiarizados con el tema:

En el presente artículo, lo que haremos es buscar métodos prácticos con el fin de aplicar la teoría a un caso práctico.

Métodos a seguir para construir una cartera de inversión con acciones y cubrirnos con opciones

Existen en la actualidad decenas de métodos para cubrir nuestra cartera de inversión que puede estar compuesta por acciones y otros productos, mediante el uso de opciones financieras. Este método de coberturas en las inversiones quizás sean de las más populares y extendidas por aquellos inversores que tienen en su poder acciones de bolsa y no quieren desprenderse de ellas a primera instancia.

Los sistemas de coberturas entre diferentes vehículos financieros, han demostrado ser uno de los mejores sistemas que disponemos en la actualidad con el fin de limitar el riesgo de caída del valor de nuestras acciones de bolsa, fondos cotizados (ETF) o lo que sea. La flexibilidad en su aplicación ha hecho especialmente interesante estos métodos, donde se trata de poner un riesgo máximo de pérdida de nuestro activo y neutralizarlo.

En definitiva, el realizar coberturas en carteras de inversión con opciones, no tiene por que ser algo complicado, sino que lo podemos simplificar al máximo como puede ser el caso de añadir a nuestro portafolio de inversión un producto financiero que arroje ganancias cuando la rentabilidad de nuestro portafolio disminuya.

Casos prácticos de coberturas en carteras de inversión

Pongamos un caso práctico para realizar coberturas de un activo de nuestra cartera:

  • Disponemos de 5.000 acciones del Banco Santander (SAN) que queremos cubrir su riesgo por que sospechamos que van a bajar en las próximas semanas.
  • Queremos cubrirnos ante una hipotética bajada de la cotización y por consiguiente una rentabilidad negativa.
  • Debemos buscar un producto o estrategia que nos haga ganar dinero, para cubrir las pérdidas hipotéticas que sospechamos que van a suceder con el Banco Santander o al menos cubrirlas parcialemente.

 Búsqueda de activos correlacionados para construir coberturas en carteras de inversión

Lo primero que debemos hacer, además de determinar qué porcentaje de nuestra cartera de inversión queremos cubrir ante hipotéticas pérdidas, es el de buscar activos que estén correlacionados entre sí con respecto a los activos que forman nuestra cartera.

Por ejemplo, volviendo a nuestro caso práctico de nuestras acciones del Banco Santander, podríamos encontrar los siguientes:

  • Acciones del BBVA
  • O el propio comportamiento del IBEX 35 al estar correlacionado por capitalización y ser el índice de referencia.

Ya que tenemos claro, cuanto queremos proteger de nuestra cartera y con qué nos queremos cubrir, sólo queda construir las coberturas en carteras de inversión como la nuestra.

Estrategia de cobertura a través del IBEX 35

Lo que podemos realizar al intentar neutralizar la cartera con el índice de referencia IBEX 35, por ejemplo  si nuestra cartera está valorada en 15.000 € por las acciones del Banco Santander que tenemos, lo que podemos hacer es buscar una posición en corto sobre el IBEX 35, con un importe total que nos queda por determinar. De este modo se neutralizarían ambas direcciones en caso de “turbulencias”.

Supongamos ahora que sospechamos que las acciones del Santander van a bajar un 15% en el próximo año, pero sólo queremos cubrir una parte de ese riesgo para que sólo experimentemos una caída de rentabilidad de un 5% en el caso hipotético que se produzca esa caía fuerte en nuestras acciones.

coberturas con opciones
coberturas con opciones

Lo que haremos entonces, es buscar una posición en contra del IBEX 35 (cortos), valorada en el porcentaje que queremos cubrirnos y limitar las caídas a un 5% en caso de producirse. Dicho de otro modo, abriremos un corto del IBEX 35 valorado en 1.500 € (10% del capital de nuestra cartera), para en caso de bajadas, el límite de caídas de rentabilidad sea sólo de 500 €.

Esta estrategia sería aplicable a cualquier activo que tenga similar comportamiento al activo de nuestra cartera.

¿Qué instrumento financiero es el adecuado para realizar mi cobertura?

El instrumento financiero para realizar coberturas de carteras suele ser el de las opciones financieras,  para situarse corto en el activo correlacionado con nuestras acciones del Santander, lo que haríamos es comprar opciones del tipo “PUT”.

otro ejemplo de coberturas con opciones
otro ejemplo de coberturas con opciones

Lo que se suele hacer es comprar opciones del tipo “put” a varios meses con un precio de ejercicio que hemos calculado para establecer nuestro límite de riesgo, de este modo si las acciones caen por debajo de este nivel de cotización que queremos limitar, las pérdidas también estarán limitadas.

¿Qué sucedería si las acciones de mi cartera de inversión suben?

Muy fácil, que se compensaría la prima pagada para obtener el beneficio.