¿Qué sabes del IBEX 35? Algo de historia

En el presente artículo vamos a tratar algas de las consideraciones importantes a la hora de tratar el IBEX 35, con el fin de descubrir algunos datos que habían pasado por alto por algunos de los inversores y no viene de más recordar.

En este artículo basado sobre el IBEX 35, intentaremos dar algunas pinceladas que ayudarán a entender la formación del IBEX 35 desde sus inicios.

¿Qué entendemos por el IBEX 35? Conocemos sus orígenes del selectivo español

Seguro que muchos afirmarán sin dudarlo cuando les preguntamos si saben lo que es el IBEX 35. Pero, ¿cuantos de nosotros sabemos exactamente que sirvió de idea para la formación de la palabra “IBEX 35”? Aquí la lista de gente seguro que se reduce. Bien, la palabra IBEX, no es más que la formación del acrónimo de las palabras “Iberia Index” o “índice ibérico” lo que daría sentido a esta palabra tan repetida por muchos pero que seguro que también desconocían su significado.

Se entiende por IBEX 35, al índice de capitalización español que es elaborado por el valor que cotiza en bolsa de sus valores que lo componen, siendo estos los elegidos los que cuentan con mayor liquidez y capitalización del mercado continuo perteneciente a la bolsa de renta variable española.

 Características principales del IBEX 35

evolución histórica del ibex 35
evolución histórica del ibex 35

Una característica del IBEX 35 es que cambian frecuentemente algunas de las 35 empresas que lo componen. Estos cambios, las ampliaciones de capital y los cambios en los ajustes de capitalización por free-float, son la causa de que la capitalización que representa cada punto del IBEX 35 cambie a lo largo de los meses.

Como se puede apreciar en el gráfico que hemos adjuntado, hay una estrecha relación siempre entre los tipos de interés en las economías y el comportamiento de las bolsas, en este caso hemos puesto el bono de referencia a 10 años y la evolución del comportamiento del selectivo español.

En estos tipos de gráficos si lo que se hace es superponer el comportamiento de los bonos de 10 años y el de los selectivos (IBEX 35) podemos observar como existe una correlación más que evidente entre ambos con lo que se puede diseñar una estrategia de inversión basándose en estos comportamientos correlados y buscando estrategias de arbitraje en los mercados.

La explicación empírica y la relación entre los bonos y la renta variable es que una reacción por ejemplo alcista para el IBEX 35 sería explicada por lo que supondría el comienzo del traslado de grandes capitales por parte de los fondos de inversión procedentes de activos sin riesgo (lo que se conoce como renta fija), con el objetivo de buscar unas rentabilidades mayores.

Estos movimientos bruscos alcistas que se buscarían en el Ibex 35, se deberían buscar justo al final de las fases de recesión económicas, cuando se busca reactivar el consumo bajando los tipos y por así decirlo poner más moneda en circulación por parte de los bancos centrales (en nuestro caso el BCE).