Importancia de la retroalimentación para el desarrollo profesional

¿Alguna vez se sintió desorientado, sin saber si está cumpliendo con las expectativas en el lugar de trabajo? Herramienta no siempre recordada por las empresas, la retroalimentación o feedback se utiliza para resolver problemas de este tipo.

Funciona como una especie de intercambio de información entre el jefe o supervisor y el personal, para que el rendimiento en el trabajo y lo que la empresa espera estén alineados. Es también un instrumento de liderazgo esencial, que ayuda en el logro de buenos resultados.

Comprenda la importancia de la retroalimentación

El reconocimiento en el trabajo es esencial para mantener la motivación y el crecimiento profesional mediante la apertura de las puertas a nuevas oportunidades y desafíos. Para que esto suceda, el desarrollo debe ser constante, construyendo un camino de aprendizaje, preparación, experiencia, ensayo y error.

Sin embargo, para identificar este camino y acertar en las elecciones, el profesional necesita recibir información acerca sobre cómo está siendo su actuación, si está alineada con lo que la empresa necesita, además de conocer sus puntos fuertes, saben cuáles son las oportunidades de crecimiento y recibir sugerencias. Este intercambio de información se llama retroalimentación.

La herramienta permite un diálogo abierto entre dos personas o incluso un grupo. Es capaz de mostrar la fuerza de la profesional y qué puntos deberían mejorarse, además de reconocer las habilidades e indicar cómo desarrollar nuevas.

También sirve para mostrar las expectativas de la organización y lo que espera de los colaboradores, indicando el camino que debe seguir.  Cuando la retroalimentación no ocurre o es ineficiente, el profesional no sabe si está haciendo un buen trabajo y no se siente reconocido, perdiendo su voluntad y motivación.

¿Cómo se debe hacer la retroalimentación?

Esta comunicación entre los profesionales se puede hacer de varias maneras. La mejor opción es siempre en persona. Si esto no es posible, también puede ocurrir a través de correo electrónico o incluso por teléfono.

Lo más importante es que sea dado a partir de un análisis exhaustivo de desempeño profesional, que contiene tres aspectos básicos: puntos fuertes, oportunidades y sugerencias.

El apreciativo, con elogios centrándose en los logros de los empleados, aumentando la autoestima y la confianza en las capacidades y habilidades. Fortalece el vínculo entre el trabajador y la empresa, lo que permite que el empleado perciba su valor para la empresa.

Mientras el correctivo se basa en las directrices asertivas, centrándose en lo que necesita para corregir o cambiar. Busca fortalecer el sentido de responsabilidad por los errores y sus consecuencias para todos. El regular, a su vez, se compone de informes más frecuentes de un rendimiento estable que el líder le da al empleado por él para seguir el camino correcto.