Invertir en bolsa comprando acciones a largo plazo

Para el que todavía tenga dudas acerca de invertir en bolsa comprando acciones a largo plazo, decir que tenemos el caso de grandes referentes que gestionan sus capitales a través de estrategias similares pensando en la compra de acciones a largo plazo.

Seguro que os sonarán a la mayoría de vosotros, nombres como Warren Buffet, el señor Peter Lynch o sin salir de nuestras fronteras, Francisco García Paramés, que son sin duda grandes emblemas y referentes de cómo batir a los mercados de referencia como puede ser el Ibex 35, el S&P 500 manteniendo carteras de inversión pensadas en el largo plazo.

rentabilidad por dividendo en acciones de bolsa a nivel mundial
rentabilidad por dividendo en acciones de bolsa a nivel mundial

La estrategia en la que basan sus beneficios, es conocida como interés compuesto en la mayoría de los casos, re invirtiendo cada euro que generan como beneficios sus acciones de bolsa. O lo que es lo mismo, no les importa a estas personas el origen de sus plusvalías, independientemente de si estas están originadas por dividendos de bolsa, o derechos conocidos como suscripción preferente; siempre re invierten lo conseguido en más activos de bolsa con el fin de seguir en la misma rueda de invertir en bolsa comprando acciones.

El método de invertir en bolsa comprando acciones y volviendo a invertir con los dividendos obtenidos

valor de las acciones de bolsa por dividendo
valor de las acciones de bolsa por dividendo

Este tipo de técnicas, si es cierto, que tiende a restar efectividad a una cartera diseñada y optimizada para vivir de los dividendos de bolsa. Son diversos analistas quienes preocupados por este tipo de estrategias de inversión, ha demostrado que las estrategias basadas en el “interés compuesto” con una gestión pasiva, tienden a restar efectividad a una cartera que busca rentabilidad a largo plazo.

Uno de los enemigos de este tipo de estrategias, es que la rentabilidad de una cartera la hora de invertir en bolsa comprando acciones, debe ser ajustada a la inflación anual. Tras ello podemos aproximarnos a los beneficios reales de una cartera de inversión.

Aunque la inflación no es algo determinante, si debe tenerse en cuenta a la hora de seguir estrategias de inversión a largo plazo.

A favor de este tipo de estrategias de buscar invertir en bolsa comprando acciones a largo plazo, podemos decir que estamos de acuerdo en que quizás la compra de acciones a largo plazo es uno de los pilares de mantener la riqueza en el largo plazo independientemente de factores como crisis o inflación económica de una moneda o región, simplemente se debe tener un conocimiento más claro de qué sectores y compañías pueden verse menos afectadas en determinadas fases económicas.