Invertir y hacer trading con índices

En este artículo vamos a acordarnos de los inversores que les gusta hacer trading con índices, como puede ser el futuro e-mini del S&P 500, Dow Jones Industrials (DJIA), o incluso el futuro e-mini del NASDAQ.

Me he acordado, en un viaje que he hecho de vuelta a casa en el coche, en una de las charlas que solemos tener los amantes de los mercados financieros y del estudio de sus comportamientos sobre un gráfico (no me gusta auto denominarnos “chartistas”). Hace ya unos años, durante una cena de amigos, surgió el debate de las tendencias en los mercados financieros y de cual era la estrategia mejor para invertir y hacer trading con índices.

Obviamente, como era de suponer en una cena de colegas (y para más INRI seguidores del análisis técnico), todos teníamos nuestra manera de invertir mejor a través del análisis técnico en índices.

Es sabido que no hay dos analistas técnicos que tengan un mismo criterio sobre un gráfico (crítica auto constructiva) y es cierto también que el análisis técnico es considerado “el arte de la subjetividad”. Pero hay técnicas que se pueden desarrollar a través de los gráficos de bolsa que son incuestionables a los ojos de cualquier ser humano.

Fue cuando llegó el momento de sacar nuestros rotuladores y las servilletas de papel sobre la mesa del restaurante (ya íbamos un poco tocados, lo reconozco).

La servilleta ganadora, en mitad de una cena de frikis del mercado

Después de una gran charla sobre invertir y hacer trading con índices, y sobre todo, hablando de qué sistema sería el ganador, uno de los presentes sacó lo que en sucesivas cenas se conoció como la “servilleta ganadora” y que se ganó el apelativo tan curioso, por ser el origen donde conocimos a través de este gran compañero, esta técnica tan simple pero efectiva:

Siguiendo la acción del precio y los patrones en V
Siguiendo la acción del precio y los patrones en V

Nuestro amigo, nos retó a todos los presentes a usar la técnica que nos dibujó con cautela sobre una servilleta de papel, y que lo revisásemos sobre cualquier activo en marcos de 4 horas y diarios, con el objetivo de invertir y hacer trading con índices.

No sé exactamente lo que hicieron el resto de compañeros al día siguiente a parte de tomarse una aspirina para la resaca, en mi caso fue por la tarde cuando ya más calmado empecé a repasar cada uno de los índices más importantes.

Lo cierto es que la técnica de nuestro amigo (si, el de la “servilleta ganadora del restaurante”) resultó ser realmente efectiva en índices, sobre todo aquellos que eran los que seguían una tendencia clara.

Invertir y hacer trading con índices… ¿Y con materias primas?

La técnica de trading de usar “V” gráficas en movimientos de climax en los mercados (esto sucede cuando hay caídas violentas y estas son corregidas en su totalidad), resultó ser una técnica muy buena. Invertir y hacer trading con índices parecía ser una tarea chupada, el único problema es que sólo funcionaba en aquellos índices que eran tendenciales. Todos sabemos que nuestro índice nacional Ibex 35, está alejado del concepto de “índice en tendencia” presentando más rangos, que impulsos continuados. Era por ello por lo que me desilusioné un poco y no seguí con la investigación.

No obstante, meses después pude apreciar que este sistema era realmente bueno cuando lo aplicaba con la intención de invertir y hacer trading con índices como podían ser el S&P 500 o el NASDAQ y Dow Jones Industrials Average (DJIA).

Seguidamente, lo que uno siempre busca cuando tiene vocación por el análisis técnico era buscar en qué condiciones se daban estos patrones en “V” en continuación de tendencia, y efectivamente era muy efectivo en marcos de 4 horas y 1 día pudiendo hacer invertir y hacer trading con índices durante horas o días tranquilamente.

El siguiente paso que dí, una vez constatada la efectividad de esta estrategia de “V” con continuación de tendencia de los precios, fue intentar cambiar de escenario y probar con gran entusiasmo que se podía seguir esta estrategia en futuros de materias primas… Pero eso es otra historia.

¿Queréis saber como acabó la historia? ¡Ayúdanos y comparte!