La disciplina del inversor de Mark Douglas

¡Hola Pullbers! en este artículo que os traemos hoy, vamos a tratar uno de los mejores libros de bolsa y trading, a la hora de encontrar una buena metodología como inversores que nos guíe de ahora en lo sucesivo y que debe marcar un antes y un después en nuestra etapa como inversores.

Independientemente de si estamos de acuerdo o no, con la traducción que se le ha dado al título del libro en español, pensamos que este es un buen libro de referencia a la hora de desarrollar los mejores hábitos posibles a la hora de convertirnos en traders consistentes.

Decir que el libro que analizamos hoy, La disciplina del inversor de Mark douglas, te ayuda a unirse a la élite inversora donde muy pocos han conseguido a llegar por diferentes motivos, quizás presa de desconocimiento del mercado o incluso de desconocimiento de sí mismos, dado que muy pocos inversores son los que han aprendido a controlar su comportamiento en los mercados financieros.

El secreto de la consistencia y la búsqueda del éxito en las inversiones

Son muchas las personas que se desgastan intentando buscar aquellos sistemas complejos de inversión compuestos de algoritmos que ni ellos entienden, cuando en la mayoría de los casos de éxito, podemos decir que es una composición de auto disciplina, control y sentido común ante lo que se está viendo en las pantallas de nuestro ordenador.

crítica del libro de la disciplina del inversor
crítica del libro de la disciplina del inversor

Éstos son los pocos comerciantes que constantemente tienen el mayor porcentaje de beneficios fuera del mercado porque reúnen características que muy pocos de nosotros tenemos de forma innata y que debemos entrenar constantemente.

 

La visión de Mark Douglas ante los desafíos de los mercados financieros

Por todo lo que hemos comentado acerca del desafío del ser humano que se ve obligado a someterse a la hora de entrar en los mercados, Mark Douglas, nos da una serie de consejos que podemos poner en práctica mediante el desarrollo de un proceso de inversión sistemático, siguiendo un enfoque donde el inversor debe dar paso a paso con el fin de llegar a esas rentabilidades constantes semanas después y luego, mes tras mes.

Con respecto al libro La disciplina del inversor, podemos decir que se divide en cuatro partes principalmente y con objetivos claramente distintos pero que dependen entre sí:

  • Una visión general de los requisitos psicológicos del entorno comercial que rigen los mercados (si queremos salir indemnes).
  • Una definición de los problemas y desafíos que vamos a encontrar a la hora de convertirnos en un inversor de éxito.
  • Conocimientos básicos en lo que el comportamiento puede necesitar ser cambios y cómo construir un marco para lograr este objetivo.
  • Cómo desarrollar habilidades de negociación específicas basadas ​​en un análisis con una perspectiva clara y objetiva sobre la acción del mercado.

Como un buen gestor integral y lógico, Mark Douglas a través del libro de La disciplina del inversor, nos muestra el camino a la hora de cómo examinar y limitar nuestro comportamiento emocional e impulsivo, que a veces tendemos a realizar apoderándose de este modo las emociones de nuestros actos.

Al desarrollar la disciplina mental que posee la pequeña minoría de ganadores que logran dinero de forma consistente (ya sabéis semana a semana, mes a mes, año tras año), seremos capaces de conseguir ciertos objetivos que debemos establecer como realistas, abandonando falsas promesas y sueños irrealizables.

Algunas de las habilidades sobre las que más se centra La disciplina del inversor son:

  • El aprendizaje de las dinámicas positivas de la consecución de objetivos.
  • Las habilidades que son necesarias para progresar como trader o inversor en el corto plazo.
  • Adaptarse a ti mismo para responder a los cambios fundamentales y violentos del mercado.
  • Identificar claramente nuestro propio nivel de tolerancia al riesgo y aprender a aplicárnoslo.
  • Actuar de inmediato sobre las oportunidades y saber dejar que el mercado continúe sin nosotros cuando no interesa.

En definitiva, es un conjunto de buenas prácticas que debemos tener aplicadas desde ahora y por siempre si queremos mantenernos en la brecha a la hora de conseguir ciertas rentabilidades (aunque sean pocas) dentro de cualquier mercado y cualquier momento.

¿Cúal es tu impresión de La disciplina del inversor de Mark Douglas? Te invitamos a que nos lo cuentes, sobre este y otros libros de bolsa en los comentarios que habilitamos al final del presente artículo.¡Gracias!

Summary
Review Date
Reviewed Item
La disciplina del inversor de Mark Douglas
Author Rating
4