La historia de los patrones Gartley. Fibonacci y Proporciones Áureas

Los patrones chartistas conocidos como Gartley, son sin duda uno de patrones clásicos que hemos estudiado a lo largo de nuestra formación dentro del análisis técnico. Gracias al dominio de este tipo de patrones, el uso de este tipo de técnica puede aportar entradas tempranas con un mínimo riesgo dentro de un giro en la tendencia principal de un movimiento en los precios de cualquier activo.

Para el corto tiempo, los day traders pueden usar este tipo de patrón de una forma efectiva para comprar y vender a la hora de tocar una zona de máximos o mínimos diarios. Gartley afirmaba en su obra que para comprar o vender correctamente dentro de un patrón del tipo “AB=CD” (el más conocido entre nosotros) ha de ser sobre una tendencia fuertemente establecida.

Un cambio en la tendencia o una corrección fuerte puede no siempre seguir este patrón pero incluso se pueden obtener beneficios operando esta formación con una gestión de capital correcta y gestión del riesgo en cada operación, lo que requiere cierta experiencia.

El patrón “Gartley 222” es llamado así por el número de la página donde aparece explicado (en el propio libro de H.M Garley “Profits in the Stock Market”). Desde entonces, múltiples libros y analistas financieros que han tratado este tipo de patrones armónicos, extendieron el nombre bajo el patrón “222”.

De las casi 500 páginas que encontramos en el libro de H.M Gartley, ninguna es más importante que las páginas 221 y 222. Es ahí donde el autor describe sus patrones en un mayor detalle. Sobra decir, que el patrón gráfico de Gartley es referido como uno de los patrones más efectivos y que puede generar bastantes beneficios.

Lineas de tendencia paralelas.
Lineas de tendencia paralelas.

No obstante para entender de donde vienen estos patrones tan misteriosos, debemos remontarnos a la antigüedad y refrescar ciertos conocimientos abandonados de matemáticas y geometría.

Fibonaccis y las Proporciones Áureas

Seguro que más de uno está familiarizado con el uso de la secuencia Fibonacci que consiste básicamente en obtener un numero de la suma de los dos anteriores partiendo de “0” y que ha ocasionado desde la antigüedad un sin fin de interpretaciones y usos de los que todavía estamos sacando uso en diferentes campos.

Básicamente la secuencia quedaría así:

Sucesión de Fibonacci
Sucesión de Fibonacci

¿Ahora os suena más verdad? Pues bien esta serie no tiene fin y como decíamos son muchos los que aún siguen estudiando sus aplicaciones en diversos campos como el que nos aplica el del análisis financiero.

Otro curioso paralelismo es la proporción áurea que también veremos en multitud de obras relacionadas con el mundo clásico. El número de oro, número dorado, sección áurea, razón áurea, razón dorada, media áurea, proporción áurea y divina proporción, representado por la letra griega ? (fi) (en honor al escultor griego Fidias), es el número irracional: 

La proporción áurea
La proporción áurea


Se trata de un número que posee muchas propiedades interesantes y que fue descubierto en la antigüedad, no como “unidad” sino como relación, ratio o proporción. Esta proporción se encuentra tanto en algunas figuras geométricas como en las partes de un cuerpo, y en la naturaleza como relación entre cuerpos, en la morfología de diversos elementos tales como caracolas, nervaduras de las hojas de algunos árboles, el grosor de las ramas, proporciones humanas, etc. 

proporciones áureas
Obrención del ratio 0,618

 

Como podeis ver si el número 21 es dividido por el 34 y el resultado es redondeado en el tercer decimal, el ratio es 0,618. Y de nuevo, si 337 es dividido por 610 y el resultado es redondeado en el tercer decimal, el ratio es el mismo, 0,618. Continuando con la secuencia, y redondeando el tercer decimal obtendremos que el ratio 0,618 aparece de forma común en todos ellos.

Otro ratio que es conocido y que usa una matemática ligeramente diferente para obtener el ratio es el 0,382. La forma de obtenerse es similar a la del 0,618 pero esta vez en dividir el numero de la secuencia inmediatamente que le sigue se hace con dos posiciones en lugar de una , veamos:

Obtención del ratio 0,382
Obtención del ratio 0,382

Increible, ¿verdad? ahora el ratio que emerge de forma común es el 0,382. Por poner un ejemplo de la maravilla de las proporciones, si 233 es dividido por 610, dos puestos por delante en lugar de uno y si volvemos a redondear en el tercer decimal ahora obtenemos 0,382.

La secuencia de Fibonacci y los dos ratios que hemos analizado son encontrados de diversas formas a través de la naturaleza. En esencia, la secuencia de Fibonacci y los ratios encontrados dentro de ella es un sistema de numeración que aparece en todos los lados, desde las proporciones del ser humano hasta las espirales de una galaxia o el crecimiento de ciertos vegetales.

Los patrones armónicos en el trading

Los dos primeros ratios Fibonacci que encontraremos dentro del trading armónico son:

  • El primer ratio Fibonacci 1,618
  • El ratio recíproco anterior 1/1,618, que resulta 0,618

De estos dos ratios Fibonacci se pueden obtener patrones realmente interesantes dentro del trading, en especial del análisis técnico sobre los gráficos. Además podemos obtener otros ratios que son obtenidos a través de estos ratios anteriores:

  • Raiz cuadrada 1,618 = 1,27
  • Raíz cuadrada de 0,618 = 0,786
  • Raiz cuadrada de 0,786 = 0,886

Todos estos ratios son importantes y encajan a la perfección dentro de la formación de patrones harmónicos en el trading. De hecho todo el trabajo de los patrones de Gartley están basados en estos ratios.

Los patrones Gartley

Los Gartleys son patrones que incluyen el patrón básico ABCD del que ya hablamos, pero están precedidos por una alta o una baja significativas. Ahora, estos patrones en general se forman cuando se produce una corrección de la tendencia general y se parece a una “M” (o a una “W” para patrones bajistas). Estos patrones se usan para ayudar a los operadores a subirse a la tendencia general.

Patrones Gartley. Patrones armónicos en el trading.
Patrones Gartley. Patrones armónicos en el trading.

 

Un patrón gráfico Gartley se forma cuando la acción del precio ha continuado durante una tendencia alcista reciente (o bajista), pero ha comenzado a mostrar señales de una corrección.

Lo que hace que Gartley sea una configuración tan genial, cuando se forma, es que los puntos de reversión son un retroceso de Fibonacci y un nivel de extensión de Fibonacci . Esto brinda una indicación más fuerte de que el par va a revertirse realmente.

Este patrón puede ser difícil de detectar y, cuando lo hagas, puede ser confuso al usar todas esas herramientas de Fibonacci. La clave para evitar toda la confusión es tomar las cosas un paso a la vez.

En cualquier caso, el patrón contiene un patrón ABCD alcista o bajista, pero está precedido por un punto (X) que está más allá del punto D. El patrón Gartley “perfecto” tiene las siguientes características:

  1. El movimiento AB debe ser el retroceso .618 del movimiento XA.
  2. El movimiento BC debe ser el retroceso .382 ó .886 del movimiento AB.
  3. Si el retroceso del movimiento BC es .382 del movimiento AB, entonces CD debe ser 1.272 del movimiento BC. En consecuencia, si el movimiento BC es .886 del movimiento AB, entonces CD debe extenderse 1.618 del movimiento BC.
  4. El movimiento CD debe ser el retroceso .786 del movimiento XA.

Las figuras de animales dentro de los patrones Gartley

A medida que pasó el tiempo, la popularidad del patrón Gartley creció y la gente descubrió sus propias variaciones.

Por alguna extraña razón, los descubridores de estas variaciones decidieron darles nombres de animales, quizás con el ánimo de difundir los patrones armónicos a través de una forma más coloquial.

El Cangrejo – The Crab

Patrón chartista de el cangrejo de Gartley
Patrón chartista de el cangrejo de Gartley

En 2000, Scott Carney, un firme creyente en patrones de precios armónicos, descubrió el “cangrejo”.

Según él, este es el más exacto entre todos los patrones armónicos, por lo extrema que es la zona de reversión potencial (a veces denominada “más vale que el precio se revierta o voy a perder la camiseta”) desde el movimiento XA.

Este patrón tiene una alta relación riesgo-recompensa, porque puedes colocar una parada de pérdida muy ajustada. El patrón cangrejo “perfecto” debe tener los siguientes aspectos:

  1. El movimiento AB debe ser el retroceso .382 ó .618 del movimiento XA.
  2. El movimiento BC puede ser el retroceso .382 ó .886 del movimiento AB.
  3. Si el retroceso del movimiento BC es .382 del movimiento AB, entonces CD debe ser 2.42 del movimiento BC. En consecuencia, si el movimiento BC es .886 del movimiento AB, entonces CD debe ser la extensión 3.618 del movimiento BC.
  4. CD debe ser la extensión 1.618 del movimiento XA.

El Murciélago – The Bat

El Cangrego. Figura chartista armónica. Gartley.
El Cangrego. Figura chartista armónica. Gartley.

Estamos ante otro patrón chartista armónico llamado “murciélago”. El murciélago se define por el retroceso .886 del movimiento XA como zona de reversión potencial. El patrón del murciélago tiene las siguientes cualidades:

Para el año 2001, Scott Carney encontró otro patrón de precio armónico llamado “murciélago”. El murciélago se define por el retroceso .886 del movimiento XA como zona de reversión potencial. El patrón del murciélago tiene las siguientes cualidades:

  1. El movimiento AB debe ser el retroceso .382 ó .500 del movimiento XA.
  2. El movimiento BC puede ser el retroceso .382 ó .886 del movimiento AB.
  3. Si el retroceso del movimiento BC es .382 del movimiento AB, entonces CD debe ser la extensión 1.618 del movimiento BC. En consecuencia, si el movimiento BC es .886 del movimiento AB, entonces CD debe ser la extensión 2.618 del movimiento BC.
  4. CD debe ser el retroceso .886 del movimiento XA.

La mariposa – The Butterfly

El patrón gráfico de la mariposa o butterfly dentro de los patrones armónicos de Gartley.
El patrón gráfico de la mariposa o butterfly dentro de los patrones armónicos de Gartley.

Luego está el patrón mariposa. Patrón gráfico que nos garantiza un recorrido con una R muy buena.

Creado por Bryce Gilmore, el patrón mariposa perfecto se define por el retroceso .786 del movimiento AB con respecto al movimiento XA. El patrón mariposa contiene estas características específicas:

  1. El movimiento AB debe ser el retroceso .786 del movimiento XA.
  2. El movimiento BC puede ser el retroceso .382 ó .886 del movimiento AB.
  3. Si el retroceso del movimiento BC es .382 del movimiento AB, entonces CD debe ser 1.618 del movimiento BC. En consecuencia, si el movimiento BC es .886 del movimiento AB, entonces CD debe extenderse 2.618 del movimiento BC.
  4. CD debe ser la extensión 1.27 ó 1.618 del movimiento XA.

 

Summary
Review Date
Reviewed Item
La historia de los patrones Gartley
Author Rating
5