La relación entre el dólar y las materias primas

Los commodities suelen seguir un patrón de comportamiento en su precio con respecto al valor del dólar. La relación entre el dólar y las materias primas es evidente dado que están sumamante correlados a la inversa.

Cuando el dólar se aprecia frente a otras monedas importantes, los precios de los productos básicos suelen caer. Y por el contrario, cuando el valor del dólar se debilita frente a otras monedas importantes, los precios de los productos se mueven generalmente más alta.

Sin duda hay varios pares que están sumamente correlados en su comportamiento con materias primas en concreto dada su analogía entre el país productor y la divisa. Es por ello por lo que muchos traders fundamentan sus análisis o sus operaciones en base al comportamiento de una materia prima en concreto o un par de Forex.

Ejemplo de Spread entre USDCAD y el Índice CRB
Ejemplo de Spread entre USDCAD y el Índice CRB

Como se puede ver en el gráfico, también que las correlaciones en los comportamientos de los precios funcionan también a la  inversa, lo que puede originar a definir estrategias del tipo “Spread Trading“.

usdcad_vs_oil

Hay muchas razones por las que el valor del dólar tiene un impacto en los precios de las materias primas:

  • La principal es que las materias primas se cotizan en dólares. Cuando el valor del dólar cae, costará más dólares comprar materias primas.
  • Otra razón es que los productos se comercializan en todo el mundo. Los compradores extranjeros comprarán los commodities – maíz, soja, trigo, aceite, etc – con dólares.

Intermarket Analysis: Análisis entre mercados

Spread analysis entre el indice de materias primas CRB y el Dollar Index
Spread analysis entre el indice de materias primas CRB y el Dollar Index

Los comerciantes de productos básicos a menudo mantienen una estrecha vigilancia sobre el valor del dólar. Una manera fácil de controlar el dólar, es mirar las cotizaciones de precios en el índice del dólar en la Bolsa de Futuros. Es un índice de cómo se valora el dólar contra un grupo de las principales monedas de todo el mundo. El precio de cotización del índice se comercializa como cualquier otro contrato de futuros y podemos obtener las cotizaciones durante todo el día.

Los precios de los productos básicos no siempre marcan de forma simétrica una subida por cada tick que baja el dólar,  pero si existe una fuerte relación inversa si trasladamos el comportamiento en el tiempo.

¿Pero quién tira de quien? ¿La subida de las bolsas y las materias primas o la caída del dólar frente a otras divisas?

Este podría presentarse como un debate sobre el huevo y la gallina: ¿Qué fue primero, la subida de las bolsas y las materias primas o la caída del dólar? ¿Existe una relación causa-efecto entre estos dos fenómenos? Y si es así, ¿cuál es? ¿El dólar ha bajado porque las bolsas y el petróleo han subido o es al revés?

Puede parecer un debate filosófico, pero no lo es. La respuesta encierra la clave del futuro de la economía y, desde luego, de los mercados.

Si uno cree que el dólar se ha debilitado porque los inversores se han lanzado a por los activos de más riesgo con la esperanza de una recuperación económica mundial, entonces la caída del billete verde no es tan preocupante. 

Hay una teoría que afirma que , el dólar débil es una mera consecuencia, el precio que hay que pagar por la mejora de la economía en el futuro: la gente vende dólares y usa ese dinero para comprar bolsa, de modo que lo que es bueno para las acciones es malo para el dólar.

La teoría contraria. Caída del dólar como sinónimo de debilidad de EEUU.

Ahora bien, si pensamos que la correlación es la opuesta -que la subida de la bolsa y las materias primas es consecuencia del hundimiento del dólar-, la cosa cambia bastante. Y hace muy probable que la economía acabe mal. La razón es que la caída del dólar estaría anticipando un fuerte repunte de la inflación en el futuro, e incluso el fin de la supremacía económica de EEUU. Según otros analistas macro-económicos, la caída del dólar sería un castigo del resto del mundo por los billones de dólares inyectados en la forma de estímulos y rescates bancarios.

La prueba de que los inversores piensan que EEUU irá rezagado en la recuperación de una crisis tras imprimir dinero,  sería que las bolsas de China o Brasil hayan subido todavía más que Wall Street.

El lado positivo de esta historia es que el dólar débil impulsará los resultados de las empresas norteamericanas obtenidos fuera de EEUU, al igual que el precio del petróleo, el oro y las demás commodities denominadas en dólares.

Sin embargo, según los defensores de esta teoría “tarde o temprano el dinero fácil se acabará y habrá que mirar hacia abajo cuando eso ocurra”.

Mucha gente está practicando el carry trade que consiste en endeudarse en dólares para invertir en países con rentabilidades más altas, lo que es muy rentable… mientras dure. “Pero cuando se dé la vuelta, las cosas se pueden poner feas muy rápidamente”, opina Paul Nolte, de Dearborn Partners.