La relación riesgo ganancia en el trading de divisas

La determinación de la relación riesgo ganancia en el trading de divisas, es una de las estrategias más importantes a la hora de diseñar un buen sistema de trading que tenga la suficiente solvencia a medio y largo plazo.

La relación riesgo ganancia en el trading puede suponer una gran oportunidad de convertirnos en esos inversores con los que soñábamos ser al hacer de nuestro sistema, una estrategia robusta y fiable.

Nuestra experiencia como operadores en diferentes mercados, nos dice que no basta con tener un buen sistema de trading, que cuente con un buen porcentaje de aciertos con respecto a errores. A través de diferentes estudios se ha demostrado que lo fundamental a la hora de diseñar un buen sistema de trading que sea consistente, es tener en cuenta ciertos ratios que nos pueden ayudar a tener un buen modelado de ganancias en nuestra curva de equidad.

Uno de estos ratios importantes que debemos tener en cuenta a la hora de poner en marcha nuestro sistema de trading es el de la relación riesgo ganancia, que nos ayudará a determinar que beneficio podemos esperar de una operación en base a un porcentaje de capital arriesgado.

Esto se entendería mejor viendo una simple regla de proporción, donde veamos que viene referido este concepto como “R, 2R, 3R etc…” o en la notación “2:1, 3:1, 4:1” etc…

Una correcta estrategia con una buena relación riesgo ganancia en el trading, puede hacer un sistema aparentemente simple y pobre, en una auténtica máquina de hacer dinero. Es por ello por lo que las cuestiones de “money management” se estudian tanto en ámbitos más profesionales como fondos de inversión y gestoras.

Contextualizando el riesgo en el trading

A la hora de ejecutar una operación en el mercado de divisas es importante tener en cuanta que se debe guardar una relación riesgo ganancia diferente de 1; esto es, que la diferencia entre el precio de apertura de la operación y el valor establecido de stop loss, debe ser menor a la diferencia entre el valor de apertura de la operación y el valor establecido de cierre; con el fin de asegurar que si la volatilidad del mercado lleva el precio hasta valores no deseados, las perdidas generadas por cada operación, no sean tan significativas como si lo pueden ser las ganancias si dicha volatilidad acerca el precio del par a valores deseados.

Así por ejemplo, si se realizan diferentes operaciones en un solo par de divisas y estas son idealmente para el mismo tipo de lote; valores idénticos de pips, spread, monto, e iguales distancias entre los diferentes valores de apertura de cada operación y sus correspondientes valores de stop loss y cierre; al generar una relación riesgo ganancia de 3 a 1; por cada 3 operaciones que concluyan en el stop loss se puede generar 1 operación que concluya en el cierre sin que esto afecte el capital de trabajo; esto da un margen de garantía para que no necesariamente todas las operaciones realizadas sean exitosas para evitar perdida de capital, ya que aun que se cuente con un buen análisis técnico en cada operación, esto no garantizara que la misma cierre con éxito debido a la volatilidad del mercado.