Los 5 mitos sobre sistemas automáticos de trading

Cada ver son más las personas interesadas en el trading y finanzas acerca de los de servicios de inversión a través de sistemas automáticos de trading, a veces dependiendo del momento, se refieren a este tipo de sistemas de inversión como robots de trading, SAT etc…

El concepto de los sistemas automáticos de trading

El concepto sobre el que se basan los sistemas automáticos de trading es realmente simple: en lugar de hacer su propia investigación o pagar altas tarifas para un gestor de capital, estos servicios permiten a los inversores depositar sus fondos y dejan que algoritmo sea el que se dedique de cuidar de todo.

Cuando una nueva tecnología o vehículo de inversión llega nuevo en el mundo financiero, los inversores tienden a estar muy emocionados expectantes acerca de la solución definitiva sobre sus finanzas.

Luego, la emoción se extiende, de tal modo que casi toda la comunidad inversora tiende a usar estos productos o servicios.

Este tipo de euforia, podríamos asimilarla al precio de una acción de bolsa es impulsado más alto, debido a una mayor demanda. A veces este movimiento es justificables, otras veces no.

Cuando se trata de sistemas automáticos de trading, estamos ante un producto con luces y sombras

Estos servicios definitivamente ofrecen ventajas. El problema es que algunos inversores ven como el alfa y omega de la inversión, un sustituto de otras estrategias de inversión. Mientras que la tecnología hace presente potencial, hay algunas razones por las que un inversor en realidad estaría tomando en mayor riesgo con uno de estos servicios, a pesar de las tasas más bajas.

Los grandes mitos sobre los robots de trading

Aquí dejamos los principales mitos que giran en torno a los sistemas automáticos de trading.

Estos robots de trading “son sólo para los jóvenes frikis”

Hay una idea errónea de que los inversores pequeños desconfían de las empresas que ofrecen sistemas automáticos de trading. Esto es probablemente porque es una tecnología relativamente nueva, encajando con el concepto de las nuevas tecnologías.

Son perfectos para inversores de largo plazo que realizan técnicas de “comprar y mantener”

Esto sólo sería cierto si el comportamiento estuviera en un movimiento alcista perpetuo. Desafortunadamente, no hay algoritmo que sepa predecir los mercados. Cuando el mercado se vuelve impredecible, la tecnología no puede proteger a usted o escupir una solución, mientras que un gestor de fondos, al menos, puede ayudar a elaborar estrategias sobre cómo minimizar los riesgos a la baja.

Los gestores de capital suelen cobrar un 2% anual, pero si el mercado se derrumbó un 40% -50%, el gastarse un 2% para preservar el capital, sería una victoria.

Otro aspecto negativo es que la tecnología no permite a los inversores a adquirir experiencia y mejorar sus habilidades.

Los Sistemas Automáticos de Trading es algo igual a los gestores y asesores financieros

Eso es un gran error. En primer lugar, los asesores financieros no son los administradores de dinero. De hecho, un buen asesor financiero le asesora en un alquiler potencial o el despido de un administrador de dinero.

Un asesor financiero tiene un enfoque más global de su situación financiera, teniendo en cuenta las inversiones, la deuda, flujo de efectivo, planificación de la educación universitaria (para niños), planificación de la jubilación, ahorro de impuestos, etc.

En la mayoría de los casos, se forma una relación personal con la familia. Un sistema automático no es capaz de llevar a cabo este tipo de funciones, ni es su cometido principal.

Los sistemas automatizados o robots de trading reemplazaran a los humanos

Robo-asesores no suelen ser buscados por los inversores de alto patrimonio neto. Muchos de estos inversores quieren sentarse y planear estrategias con un (humano) administrador de dinero. Muchos de estos clientes son personalidades tipo A que les gusta tener control sobre una situación. Un robo-asesor es la antítesis de lo que quieren, y esto no sólo se aplica a una clase de inversionistas. Otros simplemente quieren el control sobre su dinero. Esto nunca va a cambiar.

Los asesores expertos automatizados o sistemas de trading automáticos están manipulando el mercado

Irónicamente, muchos planificadores financieros están comenzando a utilizar los servicios automatizados como una oferta complementaria.

Los asesores pueden utilizar diferentes sistemas y herramientas de gestión de cartera automatizados y ofrecer a sus clientes una experiencia de cliente increíble.

Este tipo de plataformas fue construida debido a la alta demanda y curiosidad acerca del funcionamiento de los sistemas automáticos que operan en los mercados. De este modo, los planificadores financieros ahorran tiempo en las carteras de acciones y bonos, que a su vez les permitirá pasar más tiempo con los clientes para otras necesidades como la planificación de la jubilación y la planificación del patrimonio.

Desde luego la tecnología en algunos puntos, no puede sustituir a un asesor humano. A pesar de las bajas tarifas, la inversión en VTI, ofrecerá tasas aún más bajas y la posibilidad de una mayor rentabilidad. Dicho esto, un robo-asesor es probablemente el mejor opción para un inversor que quiera variar diferentes sistemas.