Los retrocesos Fibonacci y la acción del precio en los mercados

En el presente artículo, vamos a tratar de relacionar dos conceptos que a priori, pueden estar separados, pero que tienen muchos puntos en común como veremos en los ejemplos que proponemos a continuación.

Si eres un inversor que está aproximándose al análisis de los mercados financieros, quizás te interese conocer algunas de las técnicas más usadas dentro del análisis técnico y estrategias basadas en el análisis gráfico y detección de patrones de una cotización.

Nuestro propósito con el artículo de hoy, es explicar los comportamientos de los retrocesos Fibonacci y como implementarlos en nuestra operativa diaria.

El origen de los números y secuencia Fibonacci. Un poco de historia.

Nuestro protagonista de hoy es Leonardo Fibonacci di Pisa, este nombre ha resonado en cientos de estudios basados no solo sobre el comportamiento de los precios, sino que se ha usado sus aportaciones al mundo para explicar diferentes comportamientos en la naturaleza, con lo que el lector cuanto más va investigando acerca de la aportación de Fibonacci a través de su secuencia, más fascinante puede resultar ver que hay momentos en los que parece que se ajustan perfectamente a estas reglas básicas que pueden parecer “mágicas” para el lector profano.

Los trabajos de Leonardo Fibonacci, han servido por lo tanto, de inspiración para muchos investigadores que centraron los conceptos y las secuencias para sus propios trabajos. Es el caso de por ejemplo, Elliott en su trabajo escrito y titulado como “La Ley de la Naturaleza, el secreto del universo”, en la que confiesa que los trabajos de Fibonacci son el núcleo de su propia teoría.

Volviendo a los orígenes de los estudios de Fibonacci, decir que todo se desencadena a partir del año 1200 (año del que se cree que es el de la publicación del libro conocido como “Liber Abacci”) y desde donde se nos cuenta que parte de su secuencia viene dada a través de una simple secuencia decimal, donde cada número resultante y que forma parte de la secuencia Fibonacci, no es más que el resultado de la suma de los dos números anteriores de la secuencia.

Siendo así:

Forma de usar los retrocesos Fibonacci en un gráfico

Siguiendo el comportamiento asombroso de los números y su relación directa sobre nuestro entorno, podemos decir que los cálculos y estimaciones no sólo se hacen partiendo de una secuencia, sino también de proporciones y relaciones entre números de la secuencia Fibonacci.

Si cada número de la serie Fibonacci, es dividido por el posterior nos da un valor el cual tiende al resultado de 0,618.
Si cada valor de la serie en la posición n se divide por un valor posterior en la posición n+2 da como resultado el valor 0.3819, y así sucesivamente.

Por ello, todo se traduce en los siguientes retrocesos claves, tras un fuerte movimiento que se conoce como proyecciones o retrocesos Fibonacci dependiendo de la técnica de trading usada:

  • 38,2%
  • 50%
  • 61,8%
  • 78,6%
  • 100%

Este principio de retrocesos Fibonacci, es muy utilizado en la operativa especulativa diaria, tanto a corto como a medio plazo, y largo plazo.