Los sistemas de scalping

Tal como la conocemos los que merodeamos en los mercados financieros, la especulación es un estilo de negociación orientada muy a corto plazo, y a pesar de su extraño nombre importado como no del inglés (si otro anglicismo más), es todo un estilo de negociación muy popular entre los traders profesionales. El scalping en  los mercados, es un método de especulación o sistema de trading fundamentado en el plazo más corto posible (basándose en abrir y cerrar posiciones en cuestión de minutos por debajo de una jornada normal, y se llama así porque se trata de hacer muchas ganancias pequeñas en todo el día. 

Como todo en esta vida tiene sus adeptos y sus detractores, siendo un arte de supervivencia dentro de un mundo de depredadores.

sistemas de trading
Los sistemas de trading

El Scalping en el Análisis Técnico

Los scalpers suelen usar el análisis técnico financiero de forma discrecional (manual) o bien a través de sistemas automáticos de trading (cada vez este último grupo va nutriéndose de más seguidores al poder eliminar el componente psicológico de un operador en los mercados).

Los traders discrecionales harán que cada decisión comercial esté basada en sus conocimientos y experiencia pero ponderando más el componente subjetivo o intuitivo para lo que se necesita ser muy disciplinado y con una experiencia de miles de horas de observación. Aún así no todo el mundo sirve para este tipo de trading por la propia forma de percibir las señales que nos ofrece un activo y su interpretación o adaptación a un sistema de trading.

Por otro lado los traders discrecionales que operan en marcos de tiempo menores suelen usar además otras técnicas orientadas a los siguientes métodos de análisis:

   Las técnicas de especulación en los mercados financieros.

Al igual que con cualquier otro estilo de negociación, hay muchos métodos diferentes de realizar scalping como hemos comentado. A las técnicas anteriores se suma también la necesidad de dominar el timing en los activos que se esté operando y para eso se necesita una experiencia que no todos poseemos. Llegar a dominar un sólo activo y digo dominar el hecho de saber entender la volatilidad de los precios en una jornada, el volumen de negociación o la liquidez en la contratación no es cuestión de horas, días o meses e intentar hacerlo puede suponer la ruina absoluta.

Es por ello, por lo que siempre se suele recomendar el uso de cuentas demo y hacer mucho backtesting y papertrading hasta que limamos nuestra propia técnica y sepamos sincronizarnos a la perfección con el activo que deseamos operar.

Sobra decir que como parte del análisis técnico, requiere cierto dominio de técnicas de interpretación de gráficos basados en barra, velas, soportes, resistencias etc…

Respecto a los time-frame (marcos de tiempo) preferidos en los mercados por los scalpers pueden variar dependiendo del activo que se esté operando. Por poner un ejemplo los scalpers profesionales pueden pasar de pocos minutos en mercados de divisas, a gráficos basados en ticks (por ejemplo gráficos de 155 o 255 ticks) en mercados como futuros como el crudo o del índice del ES (SP&500).

Obviamente el bajar a un marco de tiempo menor las oportunidades se multiplican pero hay que ser conscientes que también “el ruido” y las señales falsas también se multiplican.

No me cansaré de repetir a lo largo del artículo que este tipo de técnica es muy peligrosa por lo que me haré acopio de la siguiente sentencia muy difundida dentro de la comunidad de trading:

No es la bala lo que te mata, sino la velocidad de ésta

La parte psicológica en el scalping. Un componente vital.

La especulación es más adecuada para un tipo específico de personalidad clasificando de esta manera los tipos de traders  que operan cada día en los mercados. Los scalpers deben ser personas muy disciplinadas, debiendo ser fieles al máximo a una gestión de capital y del position sizing, de ahí que se suela afirmar dentro de la comunidad con la frase

Si no sigues tu sistema estás muerto.

Cualquier paso en falso puede resultar resultados catastróficos y dejarnos fuera de juego de forma permanente dado que las operaciones de scalping se suele realizar con un riesgo muy ajustado al operar con un apalancamiento que a veces se olvidan y causa los resultados tan negativos en los traders noveles.

Es por ello por lo que la misma palanca que se usa en una cuenta real hace que muchos no nos sentamos cómodos y se cometan errores interpretativos o de ejecución causado por nervios, ansiedad, ira o miedo. Actuar en mercados volátiles, una posición demasiado elevada y una personalidad no apta hacen que el trader deje aflorar la parte “más oscura” que todos llevamos dentro y seguro que más de uno asentirá con la cabeza al leer estas palabras.

Un scalper que tenga cierta consistencia en sus operaciones debe ser capaz de tomar decisiones sin vacilar, y sin cuestionar sus decisiones una vez que se han hecho. Sin embargo, los traders que actúan en las “distancias cortas” también deben ser lo suficientemente flexibles como para reconocer cuando un comercio no está avanzando como se esperaba, y tomar medidas de urgencia para corregir la situación (es decir, salir del comercio mediante diferentes técnicas de stop-loss).

¿Ser o no ser un scalper? “To be or not to be”.

Si eres un trader de posición que utiliza gráficos diarios, y haces que sus decisiones comerciales en el transcurso de varias horas, esta muy probablemente no va a ser una técnica en la que te sientas cómodo. Sin embargo, si la idea de esperar varios días para su próximo comercio te vuelve loco y tienes un perfil más agresivo, entonces tal vez las técnicas de scalping o intradiarias se ajusten más a tu personalidad. Todo depende como decíamos del componente de la personalidad de cada uno.

Summary
Review Date
Reviewed Item
Los sistemas de scalping
Author Rating
4