Montar un negocio en tiempos de crisis

Es bastante complejo en periodos de recesión o crisis económica, el proyectar tus ideas con el fin de montar un negocio del tipo que sea, a veces me sorprendo de la entereza de muchas personas cuando sin a penas apoyos por parte de la administración y con un capital limitado, deciden explorar nuevas vías y autoemplearse o incluso, deciden montar una pequeña o mediana empresa.

Este artículo va dedicado para todos aquellos emprendedores que deciden hacer cara a la crisis de la mejor forma que pueden y no se limitan a ver las horas pasar sin ningún tipo de objetivo más que dejar pasar el tiempo.

¿Es viable montar un negocio con recursos limitados?

Desde luego no es lo normal, que en mitad de una crisis económica existan personas dispuestas a arriesgar su capital para montar un negocio, pero el que no sea habitual, no significa que no existan estos tipos de aventureros que optan por apostar con todas sus ganas por lo que creen y se mantienen firmes ante las adversidades. Este tipo de cualidades hace que un emprendedor o empresario sea de admirar.

montar negocios en tiempos de crisis
montar negocios en tiempos de crisis

De igual modo, no hay que tampoco desestimar el efecto negativo en el consumo por parte de las familias en periodos de recesión, por lo que además de valentía a la hora de iniciar una nueva aventura profesional o empresarial, también se requiere cierto grado de análisis y cierto nivel de auto-crítica, aunque es muy bonito apostar por un proyecto en periodos de baja demanda, lo que deseamos es que un proyecto permanezca en el tiempo y no acabe en el primer año de vida.

Para evitar que un proyecto caiga en el olvido en mitad de la crisis recomendamos que se tengan en cuenta los siguientes factores:

  • Evaluar la formación de pequeñas startups o modelos de pequeñas empresas con infraestructura basada en las nuevas tecnologías.
  • Si vas a montar un negocio con ubicación que dependa de la entrada en una tienda, evalúa que esta esté bien posicionada y con tránsito de personas.
  • ¿Has pensado en los negocios de arreglos? En épocas de crisis son buen negocio. Las razones son evidentes, la gente compra menos y arregla más.
  • En el lado opuesto, piensa en los negocios para un grupo selecto de gente. También sobra explicación, al centrarse en productos delicatessen.

Se me ocurren muchas ideas para ayudar a una idea fresca e innovadora, pero nunca dejes de pensar en que tu futuro negocio debe estar orientado a perdurar en el tiempo y no ser algo pasajero.

Busca un buen referente para inspirarte en tiempos difíciles

En España, aunque no lo sepas, hay muy buenos empresarios que intentan en condiciones más adversas, hacerse un hueco con sus ideas, proyectos y empresas. Sólo tienes que buscar un poco para darte cuenta que además de los típicos empresarios que salen todos los días en la televisión, hay directivos brillantes deseando ser escuchados y con muy buen criterio. A mi personalmente me gustan perfiles de gran vocación empresarial como podría ser el de Susana Monje de Essentium.

Creo que ya ha llegado el momento de que cambiemos la mirada y que pensemos más en nuestro potencial dentro de nuestras fronteras.