Las órdenes de trading de volumen oculto OVO

En el presente artículo, trataremos algunas de las órdenes que se pueden realizar a la hora de operar en bolsa y que son conocidas por muy pocos, estamos hablando de las órdenes de trading de volumen oculto o también conocidas como órdenes OVO. 

El objetivo fundamental, es que conozcamos esas partes oscuras que no nos cuentan, bien por desconocimiento o bien porque hay parcelas en la negociación en los mercados que no conviene que conozcamos los inversores minoristas. Para todos ellos, va dedicado este artículo que espero que resulte esclarecedor.

Breve introducción a las órdenes de trading de volumen oculto OVO

Los mercados puros, dirigidos por órdenes, se caracterizan principalmente por la ausencia de creadores de mercado. Estos mercados confían en el uso de órdenes límite como sustituto de los creadores de mercado como mecanismo para proveer de liquidez.

Diferentes estudios han comparado, los libros de órdenes de mercados electrónicos, con otras estructuras de mercado, mostrando un buen comportamiento en términos relativos. Aunque todos estos trabajos sugieren que los usuarios de las órdenes límite son un buen sustituto de los creadores de mercado a la hora de dotar de inmediatez y profundidad al mercado, existen diferencias significativas en términos de permanencia y de visibilidad de las órdenes.

Los sistemas de órdenes en los mercados financieros. Factores a tener en cuenta

trabajo de estudio sobre las órdenes ocultas en los precios de las acciones de bolsa
trabajo de estudio sobre las órdenes ocultas en los precios de las acciones de bolsa
  • En primer lugar, los creadores de mercado están obligados a cotizar de forma continua precios de compra y de venta, mientras que los agentes que utilizan las órdenes límite no están obligados a proveer de liquidez y tienen libertad de enviar órdenes de compra o de venta.
  • En segundo lugar, los mercados dirigidos por órdenes suelen proporcionar a los agentes la posibilidad de introducir en el sistema órdenes parcialmente ocultas, también conocidas como órdenes iceberg.

Mediante la introducción de una orden con volumen oculto (OVO), el agente solamente muestra una fracción de la cantidad total  que se desea comprar o vender. Por tanto, los inversores que observan el libro de órdenes no conocen con certeza la cantidad total de acciones ofrecidas y demandadas a los mejores de precios.

¿Quienes realizan este tipo de operaciones en los mercados?

Este tipo de órdenes de trading de volumen oculto OVO, son muy comunes dentro de las propias gestoras de planes de pensiones, las compañías de seguros multinacionales, o fondos de inversión con gran capital.

El modus operandi, de este tipo de entidades, de una forma práctica sería la siguiente por poner un ejemplo:

  • Un gestor de un fondo de inversión desea poner en venta en el mercado de acciones 6000 títulos sin por ello causar o desencadenar alarma en los mercados o hundir la cotización, en parte causada por un “exceso de títulos en circulación”.
  • Para ello, lo que se haría, es poner visibles una cantidad de títulos que estamos obligados siempre a poner de “cara al público” y el resto de títulos quedarían como órdenes de trading de volumen oculto OVO.
  • Al ir cerrando los títulos visibles que hemos puesto sobre el libro de órdenes, entraría otra tanda de títulos al descubierto por el resto de los intervinientes del mercado.
  • El proceso continuaría hasta que se terminen de poner en circulación las 6000 acciones que teníamos previsto poner en venta.

De esta forma, es difícil conocer realmente por el resto de intervinientes del mercado, el volumen real de las acciones de bolsa que se están poniendo en circulación.

Beneficios o no de la existencia de las órdenes de trading de volumen oculto OVO

Recientes estudios empíricos, han resaltado la importancia del volumen oculto en diferentes mercados electrónicos dirigidos por órdenes. No obstante, los beneficios derivados de permitir la utilización de las órdenes OVO en los mercados financieros son inciertos. Algunos investigadores argumentan que las OVO podrían ser utilizadas en mercados altamente transparentes con el fin de
proteger a agentes no informados (véase D’Hont, De Winne y François-Heude, 2004). Dichos agentes sufren un riesgo de exposición cuando introducen una orden límite en el sistema. Por un lado, sus ordenes límite pueden ser ejecutadas por inversores que estén dotados de mayor información (costes de selección adversa).
Estos costes son directamente proporcionales al tamaño de la orden límite expuesta. De forma adicional, las órdenes límite de gran tamaño están expuestas a la acción de lo que en la literatura anglosajona se conoce como front-runners y parasitic traders.

Estos agentes controlan el estado del libro de órdenes (LDO) e intentan extraer información sobre los movimientos futuros en los precios de desequilibrios significativos entre oferta y demanda, colocando sus órdenes en frente del lado del libro en el que existe mayor concentración de órdenes. Los riesgos de exposición pueden mitigarse con la colocación  de las OVO. Otros investigadores, no obstante, argumentan que las OVO pueden ocultar a agentes informados (véase Anand y Weaver, 2004).

Las órdenes de trading de volumen oculto OVO, se utilizarían para camuflar su presencia al resto del mercado, reduciendo la visibilidad de sus estrategias de negociación y, por tanto, evitando reacciones adversas en el precio y retrasando la formación de precios.En un trabajo reciente se evidencia que los agentes informados que utilizan órdenes límite podrían utilizar las órdenes de trading OVO en equilibrio.

Summary
Review Date
Reviewed Item
Las órdenes de trading de volumen oculto OVO
Author Rating
4