Oro y finanzas de qué forma van relacionados.

Podemos decir que los conceptos de oro y finanzas van cogidos de la mano en cuanto a la marcha de las economías a nivel global. Decir que aunque muchas veces todo sea transparente para los ciudadanos de “a pie”, vivimos en una auténtica guerra de divisas donde parece que el juez que acabará decantando la guerra sea el propio oro.

Tensión entre papel moneda, oro y finanzas internacionales.

Para nuestros lectores más novicios, decir que sobre todo, los últimos años, el “papel” de los Bancos Centrales de las principales economías mundiales, se ha reducido en controlar las fases de expansión y contracción económica mediante el control de la impresión del papel moneda, con más o menos éxito.

Sabemos también, que una de las medidas más socorridas, es la de bajar los tipos de interés de la moneda y “tirar de impresora” para poner más papel moneda en circulación y así incidir sobre el consumo interno de las naciones. Obviamente estos puntos que no vamos a entrar si son o no aconsejables, tienen su efecto directo sobre el oro y finanzas, dado que en momentos de incertidumbre, el oro ha soportado la carga de convertirse en juez como casi una moneda más, para tener un patrón creíble entre tanto delirio económico.

El oro y finanzas cobran cada vez más importancias en periodos de incertidumbre.

Pero seamos abogados del diablo de todo lo que hemos comentado, ¿qué pasaría cuando el método de la impresora no repercute en el consumo interno e inflación?

Obviamente todos tenemos en mente un caso reciente como el japonés, donde sus bancos centrales han entrado en una espiral de medidas y contramedidas de expansión monetaria que a penas ha incidido sobre el comportamiento de la población, y por ende sobre los precios. Es aquí donde el oro y finanzas basadas en el patrón oro podrían encajar como solución al caos.

De hecho, la naturaleza humana ya nos brinda soluciones de forma automática, siendo los “más listos de la clase” los que invierten en mercados o productos seguros cuando sospechan de este tipo de espirales deflacionistas. Es en este momento cuando todos vuelven las miradas a “valores refugio” como podría ser el caso del oro y finanzas basadas en este metal.

La relación entre inflación, oro y finanzas de un país

Se ha demostrado, os invito a cada uno de los presentes a que lo compruebe con diferentes cotizaciones sobre un mismo gráfico, que a lo largo de la historia económica de los países, ha existido de fondo siempre una relación muy estrecha entre inflación, oro y finanzas de un país.

De hecho prácticamente se ha establecido históricamente (hasta un momento que veremos en otra ocasión) un triángulo económico más o menos sano entre los siguientes elementos:

  • Inflación.
  • Política monetaria.
  • Reservas de oro.

Antiguamente, este triángulo económico, era un proceso casi automático tomado bajo la batuta del Banco Central, hoy en día sigue existiendo este triángulo pero con una serie de “presupuestos” y “flexibilidad” que ha roto la proporción o conocido como “patrón oro” y ha causado que la inflación sea un caballo salvaje desbocado difícil de controlar.

Datos adicionales sobre la relación entre el oro y las finanzas de los países

relacion entre el valor del oro y crecimiento
relacion entre el valor del oro y crecimiento

Hay un estudio muy interesante realizado por el analista financiero Jeremy Friesen de la compañía Morgan Stanley, donde concluía en sus estudios afirmando con relación al oro y las finanzas que:

la revalorización del oro en circulación en los mercados podría ser parecida al crecimiento de la demanda y oferta de dinero desde el año 1913. En este sentido, aun habiendo desaparecido el conocido “patrón oro”, la relación entre el triángulo que hemos comentado de “política monetaria, la inflación y el oro” sigue manteniéndose, dadas las características de este vil metal y el uso que de él se hace en las principales economías.

Bajo una perspectiva de largo plazo y conforme a las estimaciones de crecimiento potencial, la economía americana podría crecer un 5% (3% en términos reales y un 2% de tasa de inflación), con lo cual, cabría esperar una revalorización del oro circulante equivalente al 5%. Sabiendo que la producción de oro crece a una tasa constante secular del 1,5%  anual, el precio tendría un potencial de revalorización del 3,5% anual.

Aquí como todo, está abierto a interpretaciones de inversores y analistas para lo que os invitamos que pongáis vuestras consideraciones sobre este tipo de estudios y si los planes monetarios que tenemos diseñados hoy en día pueden mantenerse en el largo plazo en relación al oro y finanzas.