Pi, Fe en el Caos

Todo lo que contiene números, misticismo, dinero, poder suele atraer a la mente humana, quizás porque la codicia forma parte de nuestro ser. Hoy hablaremos de Pi, Fe en el Caos una película recomendada para los que les gusten las películas basadas en nuestro gremio del trading y las inversiones. Sin duda, esta película es un referente para todos los amantes del trading, no exenta de ciertos errores o inconsistencias en el guión que perdonamos al tratarse de una producción cinematográfica.

  • ¿Quién de vosotros no ha gastado horas intentando descubrir un posible patrón de comportamiento en un activo financiero?
  • ¿Cuantas veces habéis estando repasando una y otra vez las temporalidades similitudes correlaciones en los diversos pares de divisas, acciones, índices etc…?
  • ¿Habéis estado revisando fractales dibujados en gráficos tratando de explicar el comportamiento de algún valor?

Sin duda todos los que nos dedicamos de una manera u otra a los mercados financieros, hemos caído en este tipo de dilemas y siempre tratando de buscar lo racional sobre lo irracional o caótico, ya sea mediante el estudio de patrones que se repiten como fractales, modelos predictivos basados en indicadores técnicos, gráficos que  van dibujando figuras chartistas o impulsos o correcciones que siguen un número Fibonacci.

Pi la película pullback trading

Desde luego que las lagunas existen en esta película pero seguro que pasaréis un momento entretenido con la sensación de “¡anda eso lo hice yo también!”. Bueno seguimos con el análisis de la película para el que todavía tiene dudas de verla o no.

La trama de la película Pi, Fe en el Caos

Max es un brillante matemático que está a punto de dar con el descubrimiento más importante de su vida: el descubrimiento de un sistema algorítmico que rige el aparente caos del mercado bursátil. Pero primero ha de encontrar el valor del número PI.

Pi la película pullback trading
Pi la película pullback trading

 

Mientras se va acercando a la verdad del enigma que encierra el comportamiento de los mercados financieros, y afectado periódicamente por unas brutales jaquecas, Max es acosado por una agresiva firma privada de Wall Street y una secta judía que pretende descifrar los secretos ocultos tras los textos sagrados. Todos ansían apropiarse del inminente hallazgo de Max.

 

Video interpretativo de la película de Pi, Fe en el caos

Ciertas inconsistencias a nivel matemático en la película de Pi

 

  1. El maestro, que dice haber dedicado su vida a encontrar regularidades en el número PI. Es posible que algún matemático de la antigüedad pudiera hacer tal cosa, pero desde que se demostró la irracionalidad de PI, buscar regularidades es totalmente absurdo. Es por tanto poco creíble que un profesor de universidad haya podido dedicarse a esto.
  2. En varios momentos de la película se menciona que el protagonista es un experto en teoría de números. La teoría de números se dedica, grosso modo, al estudio de los números naturales, y por tanto poca relación tiene esto con los mercados financieros.
  3. ¿Qué es exactamente ese misterioso número de 216 cifras? ¿Por qué lo imprime el ordenador, qué relación tiene con el número PI o con la bolsa? ¿Cómo se pueden hacer predicciones sobre acciones con 216 cifras?
  4. Las matemáticas que aparecen en la película, tales como algunas hojas escritas que se ven pasar, etc, contienen formulas sencillas que nada tienen que ver con el resto de la película.
  5. Se hacen referencias constantes a las típicas matemáticas de secundaria.La sucesión de Fibonacci, el número PI, la búsqueda de patrones, espirales, proporciones aúreas.

Conclusiones y lectura final acerca de la película “Pi”

las teorías matemáticas brillan por su ausencia. Sólo resultados y elucubraciones, se echa de menos una profundidad en la teoría matemática que hicieran el guión más creíble y no tan difuso en ese aspecto. No obstante, estamos ante una película, no ante desarrollos “gaussianos”.  Es una buena aproximación de la búsqueda de la verdad en los mercados y sólo el intento de trasladar a la gran pantalla los dilemas de un trader o un analista en bolsa merece nuestro respeto y admiración.

Lo dicho entretenida, con buenas intenciones, pero floja en el desarrollo.