¿Podemos hacer caso de las recomendaciones bolsa?

Una de las cosas que más se están poniendo de moda dentro de los inversores, es seguir las recomendaciones bolsa que anuncian a bombo y platillo analistas financieros muy reconocidos dentro del panorama nacional.

Es común ver a estos analistas especializados, como recomiendan abiertamente las compras de acciones del Ibex 35 como si cualquier cosa, atendiendo a un misterioso criterio que muchas veces nos cuesta entender.

¿Por qué siempre esa compañía de bolsa y no otra?

las recomendaciones bolsa en los medios de comunicación
las recomendaciones bolsa en los medios de comunicación

Pero, ¿nos hemos parado a pensar, por qué muchos de estos analistas de bolsa, siguen casi “con obsesión” ciertos valores de renta variable, cuando ante nuestros ojos no vemos nada que nos llame la atención sobre esa compañía? No queremos ser mal pensados, pero no es normal que estas recomendaciones bolsa estén siempre centradas sobre un valor específico del MAB (Mercado Alternativo Bursátil), el mercado continuo o del Ibex 35 con pésimos resultados.

Ahora parece que lo que está de moda es colarse en un foro de bolsa, o en dar algunas pistas en sus propias cuentas de Twitter y tirar la piedra y esconder la mano, dando recomendaciones bolsa sobre un valor u otro.

La verdad es que son muchos los incautos que suelen caer en este tipo de trampas, quien sabe la cantidad de inversores que se encuentran enganchados en un valor de baja capitalización, y quienes son realmente los que manejan los hilos a efectos de llegar al punto de animar al resto de inversores para que caigan en la trampa…

Es en este momento cuando muchos inversores, desconocedores de lo que se avecina entran y ellos (los gurus del trading), sueltan el papel de las acciones gustosamente.

La evolución de los “Smart Hands” a “Caraduras”, en las recomendaciones bolsa

Estamos asistiendo a una extensión de los que conocemos como “La Mano Fuerte” o los “Smart Hands” en el mercado de valores. Hasta ahora eran los grandes protagonistas de los mercados, cuando se deshacían de una posición sin hacer mucho ruido, causando lo que se conoce en los mercados como “Fase de distribución” o “empapelar” en los círculos de inversores de una forma popular.

¿Pero qué sucede cuando hay que salir corriendo de un valor porque sabes que es una burbuja o van a presentar balances muy negativos? Pues que los que están dentro de ese valor que va a explotar tarde o temprano, tiene que deshacerse de esos títulos de bolsa lo antes posible (antes de que se hagan públicos esos balances o noticias). Es en este punto donde la moralidad del gran inversor entra en crisis.

Entonces, ¿qué debemos hacer los inversores en bolsa para no caer en trampas informativas?

Lo primero que debemos hacer los inversores de bolsa es ser escépticos con todo lo que nos rodea a nivel mediático, coger ese tipo de información que nos llega acerca de recomendaciones bolsa, o situación económica de un sector con pinzas, o directamente desestimarlo. Por varios motivos:

  • La información que nos llega a través de los medios puede ser sesgada.
  • Las recomendaciones de bolsa pueden ser interesadas para que entremos en un valor.
  • Los balances fundamentales suelen tener un retraso de unos seis meses.

Es por estos puntos expuestos, por los que el inversor debe esforzarse en hacer “trabajo de campo” y molestarse en hacer sus propios análisis, ya sean análisis técnicos o fundamentales. Debemos ser conscientes que estamos en un territorio bastante hostil donde son los inversores minoristas la verdadera presa de los mercados.

Summary
Review Date
Reviewed Item
¿Podemos hacer caso de las recomendaciones bolsa?
Author Rating
5