Proteger tu capital y tu rentabilidad

Uno de los puntos importantes a la hora de proteger tu capital y tu rentabilidad intentando conseguir los máximos retornos (independientemente de la situación económica en que nos encontremos) es mediante el uso de una diversificación y la puesta en marcha de un plan de inversión.

Los planes de inversión se establecen como objetivo de que queramos obtener un porcentaje determinado de nuestro capital que lo tenemos literalmente muerto por un tipo de interés bajo que prácticamente no interesa mantenerlo en nuestra entidad bancaria.

Para establecer ciertas estrategias de inversión que ayuden a proteger tu capital y tu rentabilidad, se recurre al diseño de carteras de inversión realizadas bien por profesionales o bien mediante la creación de un sistema propio. Depende del tiempo, ganas e interés por vigilar cada uno de los activos que formen parte de nuestra cartera de activos tomaremos una decisión u otra:

  • Recurrir a profesionales que nos recomienden un fondo de inversión u otro con el fin de proteger tu capital y tu rentabilidad anual.
  • Diseñar nuestro propio portafolio de fondos, acciones por nuestros propios medios con el fin de obtener mayores rentabilidades mes a mes.

¿Qué decisión tomar a la hora de proteger tu capital?

proteger tu capital
proteger tu capital

Como ya explicamos, todo depende del perfil del inversor, eres tú quien debe tener en cuenta los riesgos de hacer un “DIY” (Do It Yourself) o pagar unas comisiones de mantenimiento establecidos por los propios gestores de fondos. También hay soluciones intermedias que es la contratación de labores de consultoría a EAFIs que están especialmente indicados para establecer algunos consejos en caso de ser necesario invertir en un valor u otro.

 La regla del 10 para proteger tu capital y lograr una buena rentabilidad

Podríamos considerar que lo mejor para proteger tu capital y lograr una buena rentabilidad es establecer lo que en algunos círculos especializados de inversión se llama la “regla del 10 en las finanzas” que nos es otra cosa que seguir estos dos sencillos pasos:

  • Establecer una división de tu capital en diez partes.
  • Y una vez determinada una décima parte de tu capital, nunca sobrepases esta cuantía en una única operación

Está claro que estos consejos solo es aplicable a mercados de bajo o ningún apalancamiento como podría ser el mercado de renta variable a través de compras de acciones de bolsa o fondos cotizados (ETFs).

Siempre utiliza un límite de riesgo en tus inversiones y no te saltes por nada tu sistema de inversión

Si has establecido que serás tu el que gestione tu propia inversión, deberás tener claro que sistema de inversión vas a seguir tras realizar diferentes pruebas con datos históricos y contrastarlo en diferentes muestras de tiempo y mercados. Sólo en ese momento podrás decir que tu sistema ha sido probado con eficacia para saltar al siguiente punto, que es la gestión del riesgo a asumir.

Dentro del propio sistema de inversión deberás establecer tus reglas de riesgo máximo de pérdidas, ya sean manuales o automáticas para cortar las pérdidas en caso de que sea necesario o cubrir nuestras ganancias en caso de que creamos que nuestra perspectiva de rentabilidad ha sido cubierta con garantías de éxito.

Nunca te saltes las normas de tu propio sistema, si nos hacemos trampas a nosotros mismos, estaremos jugando a un juego letal donde sólo habrá un perdedor y ese serás tú.

Sin duda hay cientos de maneras de proteger tu capital y a su vez conseguir una rentabilidad aceptable, ¿cúal usas tu? Te invitamos a que expongas tus ideas a través de los comentarios habilitados ¡GRACIAS!

Summary
Review Date
Reviewed Item
Proteger tu capital y tu rentabilidad
Author Rating
5