¿Qué es el trading automático?

Seguro que más de uno se siente atraído por este nuevo concepto conocido como trading automático, que nos puede ayudar a tomar decisiones de compra y venta de valores en cualquier mercado financiero. En el presente artículo, vamos a explicar las bases que sientan los conceptos del trading automático y su aplicación en la vida real de un inversionista o trader.

¿Trading, trade? ¿Qué es eso?

También hay que reconocer, que hemos adoptado ciertos anglicismos en nuestro propio lenguaje técnico en el entorno de los mercados financieros. Un claro ejemplo es el uso (o abuso) de las palabras “trading” o “trade”. Bien, decir que el trade como definición, no es más que un tipo de intercambio donde se ven afectados bienes en una operación.

O lo que es lo mismo, el trade sería considerada como una transferencia de propietario de un bien pasando de uno a otro, este tipo de operaciones de cambio de titularidad casi siempre se realizarán buscando un beneficio a corto, medio o largo plazo por las partes que intervienen en la negociación.

Siguiendo con el hilo del concepto del trade, podemos deducir que el trading, no sería más que la actividad basada en el trade que puede ser realizada de forma totalmente manual (realizada por el propio inversor) o automática (por algoritmos de decisión automática).

Conociendo el trading automático y sus orígenes

El trading con bases algorítmicas (que intenta tomar decisiones en base a algoritmos matemáticos), es también conocido popularmente dentro de la comunidad como trading automático, sistemas automáticos de trading o incluso en algunos círculos más “puristas” como black-box trading.

Estos tipos de modalidades de comercio intentarían realizar operaciones a través del uso de plataformas virtuales que tienen una conexión a los mercados y asociadas a determinadas estrategias de trading automáticas, que han sido diseñadas y programadas por personal experto o con amplios conocimientos en programación y mercados financieros.

Por norma general las variables que son tomadas en cuenta a la hora de diseñar un sistema automático de trading serán:

  • Las variables de tiempo (time-frame)
  • Variables de precio y su comportamiento (acción del precio)
  • Variables de volatilidad (la cantidad de movimiento que realiza el precio en un momento dado)
  • El volumen de negociación en un momento dado.

¿Por qué el trading automático y qué puede aportarnos a los inversores y traders?

Uno de los principales atractivos que tiene el uso del trading automático, es que es un especial candidato para aquellos inversores o traders que quieren eliminar la mala influencia de las emociones cuando estamos sometidos a la presión de los mercados.

Diversos estudios han demostrado que el inversor puede tomar decisiones totalmente contradictorias a la hora de someterse a situaciones de estrés en los mercados financieros. Este punto seguro que puede ser corroborado por cualquiera de los lectores que ya cuenta con cierta experiencia a la hora de operar con dinero real.

Es por ello por lo que el trading automático, se ha convertido en el mayor aliado de aquellos inversores que quieren escapar de las sensaciones o interpretaciones subjetivas en un momento dado. Esto por consiguiente, aportará cierta tranquilidad al inversor, al no verse sometido continuamente al exceso de información de los mercados financieros.

Otro factor que poco se tiene en cuenta pero que es muy importante, sobre la importancia del uso del trading automático, es que al ser decisiones algorítmicas, éstas son tomadas mucho más rápidas que si la interpretación dependiese del “ojo humano”, si a esto lo unimos a que estos sistemas los podemos instalar en las mismas dependencias de un broker (sus servidores o próximos a estos), se puede traducir en una mejora de la efectividad de las operaciones y del rendimiento.

A su vez, al usar interfaces de conexión con el broker online especialmente diseñados para incorporar los sistemas algorítmicos, evitamos otro de los males que persiguen a los inversores cuando intentan realizar operaciones desde otro tipo de entornos como puede ser el factor del “deslizamiento” en la ejecución de las órdenes (debido a malas comunicaciones con el servidor, problemas de acceso a Internet etc…).

Sin disponer de sistemas algorítmicos de trading en los mercados financieros, la concentración de nuestra capacidad inversora se centrará en menos productos y todos dispondrán de similares niveles de riesgo, pero utilizando el trading algorítmico se podrá diversificar la cartera, disminuyendo el riesgo y aumentando las posibilidades de rentabilizar la inversión.

Diferentes “sabores” a la hora de implementar el trading automático

Existen tantas estrategias de trading que se pueden implementar de forma automática, como la creatividad e ideas del inversor tenga para implementar el sistema algorítmico, de este modo que se pueden crear sistemas atendiendo a la propia naturaleza de los mercados intentando adaptar el mejor sistema para cada caso particular, como puede ser por ejemplo de sistemas:

  •  Sistemas basados en mercados tendenciales
  • Sistemas anti-tendenciales o contra tendencia
  • Sistemas basados en la operación de diferentes pautas.
  • Sistemas con configuraciones específicas de salida y entrada en el mercado.

En definitiva, el mundo del trading automático, se puede decir que no tiene límites y estos sólo son puestos por el propio operador o desarrollador de sistemas que quiere implementar sus ideas que mejor se ajusten al comportamiento de una cotización de una acción de bolsa, par de forex o cualquier otro derivado financiero.

Estamos con el trading automático ante un mundo sin límites.