¿Qué significa a plazo fijo en las finanzas?

Somos muchos los ahorradores, inversores y traders, que usan ciertos conceptos propios de las finanzas, pero que por un motivo u otro, se han convertido en parte de nuestra vida cotidiana.

Es este el ejemplo que ponemos hoy, nos centraremos en una de las expresiones más usadas con respecto a las inversiones y productos de ahorro orientadas al inversor medio.

Decir, que la expresión a plazo fijo, sigue usándose hoy en día, en diferentes ámbitos relacionados con las finanzas y el panorama inversor.

¿Sabrías decirme que significa la expresión a plazo fijo en las inversiones?

Vale, metiéndonos en harina, decir que el termino de a plazo fijo, aplicado a las inversiones bancarias, no referimos principalmente, a aquellos depósitos de capital que hacemos a través de diferentes entidades ligadas al mundo bancario o financiero, donde ya se establece de entrada un determinado producto que tendrá prefijado:

  • el tiempo del depósito a plazo fijo.
  • los intereses generados, que por norma general se harán efectivos en vencimiento del depósito contratado.

Como se sabe, el que se contrate un depósito a plazo fijo, suele conllevar que los tipos de interés obtenido sea por encima del típico aplicado a una cuenta corriente cualquiera abierta por cualquiera de nosotros, lo que viene a conocerse como cuenta corriente.

Consideraciones que deberías tener en cuenta a la hora de contratar un depósito a plazo fijo con cualquier entidad

evaluando los depósitos a plazo fijo
evaluando los depósitos a plazo fijo

Cuando te llegue el momento de determinar que tipo de depósito a plazo fijo te puede interesar mejor, tienes que empezar a evaluar los diferentes criterios que te proponemos:

  • Debemos saber o contar, con qué plazo de vencimiento vamos a partir y hasta que no cumpla, sabemos que no vamos a retirar el capital aportado. Aunque si es posible en caso de necesidad cancelar un depósito o fondo a plazo fijo, el precio a pagar en temas relativos a penalizaciones y cargas por gestión nos va a hacer que nos lo pensemos más de una vez, si realmente vamos a querer retirar nuestros fondos de una cuenta, depósito o fondo a plazo fijo.
  • La cantidad de capital mínima y máxima de capital que se puede aportar al depósito de plazo fijo. Dependiendo de la entidad financiera y producto, nos moveremos en un margen variable que dependerá ostensiblemente entre un modelo de depósito y otro.
  • ¿Realmente vas a necesitar de este capital en el corto plazo? Reconsiderar si vas a tener ciertos gastos en un plazo relativamente corto de tiempo. Si es así, quizás el depósito a plazo fijo o cualquier producto similar, no sean los más indicados para ti.
  • ¿Qué intereses son los que vas a obtener en vencimiento del depósito a plazo fijo? Esta es otra de las cuestiones que tenemos que tener en cuenta, sobre todo en periodos inflacionistas, puede darse el caso que la inflación sea tan elevada que la rentabilidad obtenida no sea la suficiente y tengamos una rentabilidad real negativa.

Se nos ocurren infinidad de cuestiones que debemos tener siempre presentes a la hora de contratar un depósito a plazo fijo o cualquier tipo de fondo. Sin duda estos tipos de productos de ahorro e inversión, están especialmente indicados para perfiles conservadores que no se ven en la necesidad de obtener rentabilidades altas siendo el factor riesgo el más apreciado a la hora de determinar su estrategia de ahorro e inversión.

Como en todo en el campo de las finanzas, se requiere sentido común y prudencia antes de contratar nada.