Qué son las acciones preferentes

En la actualidad, hay términos que por un motivo u otro, han sido asociados con ciertas connotaciones positivas o negativas en base a sucesos de cierta relevancia, esto es lo que se conoce como Efecto Halo.

En el caso que nos ocupa, el de las acciones preferentes, podríamos ponerlo como ejemplo más que evidente para que una persona sin conocimientos financieros tenga algún tipo de impresión negativa sobre las acciones preferentes en bolsa.

Lo cierto es que, realmente el producto en sí no podemos decir que sea malo, el problema sucede como en otros muchos escenarios, es el mal uso o mal asesoramiento de los diferentes productos financieros y por tal, no saber estimar o estar preparado al riesgo asociado de contratar un producto u otro.

Para ello, vamos a explicar de una forma técnica, sin demasiados rodeos qué son y en qué consisten lo que se conoce como acciones preferenciales o acciones preferentes.

Grandes rasgos que caracterizan a las acciones preferentes

Entendemos como una acción preferencial, o también llamada  y conocida comúnmente como acción preferente, es aquella que tiene algunas características “superiores” frente a la acción común.

A raíz de aquí podemos considerar diferentes rasgos:

  • Básicamente, las acciones preferentes le dan prioridad al accionista , frente a los accionistas con acciones comunes, en recibir el pago por dividendos o, en caso de
    quiebra de la empresa, en la liquidación.
  • Normalmente, éste tipo de acciones no dan derecho a voto, sin embargo es posible que den derecho a algún tipo de voto especial para ciertos eventos extraordinarios.

Las acciones preferentes en el caso de España

el caso de las acciones preferents
el caso de las acciones preferents

Seguro que en el caso de España a más de uno le viene en mente el caso de las preferentes en España a través de diferentes entidades bancarias como fueron Bankia, o Blesa. Este fue un caso realmente escandaloso que perjudicó no sólo la imagen de diferentes entidades bancarias sino que afecto al capital invertido de miles de españoles.

En el caso del fraude de las preferentes en España, el problema surgió porque a los inversores particulares que contrataron estos productos, lo hicieron con la impresión de que estaban invirtiendo en un producto similar a la renta fija cuando saltaba a la vista que estamos en el caso de las preferentes en un caso totalmente distinto.

Tras reclamar y echarse ala calle los miles de afectados de las acciones preferentes, los ya conocidos como “preferentistas”, fueron encadenándose las sentencias judiciales donde fueron cobrando poco a poco parte del capital.