Reglas para tener una buena cartera de valores

Una buena cartera de valores se consigue mediante un estudio escrupuloso y ciertos conocimientos acerca de los mercados financieros tales como la Bolsa. En el presente artículo, no vamos a hacer un master de ingeniería financiera, pero daremos ciertas pautas beneficiosas para poder presumir de tener una buena cartera de valores y poder mantenerla en el tiempo con cierta tranquilidad.

ejemplo de una buena cartera de valores diversificada
ejemplo de una buena cartera de valores diversificada

¿Qué entendemos por cartera de valores? Conceptos generales para el inversor.

Una cartera de valores, se podría simplificar su definición como una agrupación de activos financieros sobre los que invierte dos tipos de perfiles fundamentalmente:

  • Una persona o inversor.
  • Una empresa o sociedad.

Aunque para un profano en la materia, el hecho de crear una buena cartera de valores pueda resultar algo simple, el hecho de crear una cartera de inversión que sea acorde a cada tipo de persona y a las condiciones cambiantes de los mercados, puede resultar ciertamente complejo.

Es debido a estos factores, por los que existen en la actualidad especialistas indicados a cubrir este tipo de tareas que tienen una formación especializada en este campo, por lo que suelen ser ellos en la mayoría de los casos, los más indicados para solucionar un diseño de una buena cartera de valores acorde a cada cliente.

la gestión de carteras de inversión puede ser más complejo de lo que parece
la gestión de carteras de inversión puede ser más complejo de lo que parece

No obstante, el inversor, puede optar por diseñar por si mismo su propia cartera de inversión, ya sea por hobby, por gusto, porque le sobra el tiempo o una mezcla de todo lo anterior. Es por ello por lo que daremos ciertas pinceladas sobre diferentes conceptos y técnicas para definir una buena cartera de valores.

Puntos a considerar y tener muy presentes a la hora de crear una cartera de inversión o valores.

¿A qué tipo de perfil responde el futuro inversor?

Esta pregunta es muy importante, dado que en base a su exposición al riesgo se puede diseñar un portafolio diferente. Dentro del campo de las inversiones hay diferenciados tres grupos principales de inversores, o mejor dicho perfiles:

  • Perfil de inversor conservador.
  • Perfil de inversor moderado.
  • Perfil de inversor agresivo.

Como se puede sobreentender en la clasificación anterior, cada tipo de inversor tendrá una composición diferente en su cartera. Y todo el diseño del portafolio de inversión girará principalmente a este tipo de perfil mas o menos arriesgado.

Generalmente, el que un inversor sea más o menos conservador no depende de ningún capricho, sino como se sabe, depende de que quiera conseguir más rentabilidad con un capital inicial “x”, o lo que es lo mismo a más rentabilidad que le pidamos a los mercados, mayor exposición y riesgos tendremos que asumir.

Definir la rentabilidad objetivo que queremos lograr con nuestra cartera. ¿Y con qué fin?

Este punto es también importante a la hora de diseñar nuestra composición de nuestra cartera de valores. Cuando ya se han delimitado los riesgos que se están dispuestos a asumir a la hora de diseñar nuestra propia cartera de inversión, debemos tomar consciencia de cual es el objetivo que se quiere alcanzar a la hora de mantener una buena cartera de valores.

Por ejemplo, no es lo mismo mantener una cartera durante un año, dos o veinte. Es por ello por lo que se debe definir si lo que queremos construir, es una cartera de inversión a corto, medio o largo plazo.

Diluir el riesgo en bolsa. Estrategias de diversificación en nuestra cartera de valores.

¿Sabéis cual es el principal objetivo a cubrir a la hora de realizar una estrategia a largo plazo? Muy sencillo, el principal objetivo que se busca a la hora de diseñar una buena cartera de valores a largo plazo es el equilibrio entre valores.

Esto significa que una cartera que esté correctamente formada, debe tener una buena ponderación entre diferentes activos financieros o riesgo por activo con lo que haga que todas partes encajen a la perfección y funcionen “como un reloj suizo”.

La regla número uno de las inversiones es la típica que se repiten en los foros y blogs de bolsa:

No pongas todos los huevos en una misma cesta

Es por esto por lo que se debe prestar un especial cuidado a invertir en diferentes compañías, y dentro de estas a que sean de diferente naturaleza, sector, país etc… Desde luego cada cartera tiene sus peculiaridades y puede ser definida de mil formas diferentes.

¿Agobiado por tener que diluir el riesgo o diversificar sus activos? La respuesta está en recurrir a fondos cotizados o ETFs, los cuales nos facultan perfectamente replicar un país, un sector etc…

Dentro de los ETFs, hay auténticas estrategias de inversión basadas en el concepto de rotación que convendría que le echases un vistazo:

¿Te ha gustado el artículo? Ayúdanos a difundirlo y regálanos un “+1” 🙂 ¡Gracias!

Summary
Review Date
Reviewed Item
Reglas para tener una buena cartera de valores
Author Rating
5