Seguir la tendencia de los precios

Seguir la tendencia y sobre todo batir al índice no es realmente difícil. Hay una pequeña regla que tiene la posibilidad de añadirse prácticamente a cualquier estrategia con títulos de bolsa de bolsa para mejorar espectacularmente los resultados. tiene la posibilidad de que no sea la que estás pensando. De hecho, comparado con esta norma, el resto de la estrategia no importa tanto.

Posiblemente habías asistido muchíimos debates acerca de si tiene que emplearse el análisis técnico o el análisis fundamental.
Ahora bien, la pregunta que siempre se hacen los inversores (y que todos nos hemos hecho en algún momento) es:

¿Debemos invertir en valor o invertir en crecimiento? ¿Seguimiento de tendencia o una táctica en contra de la tendencia? Estrategias sistemáticas o discrecionales?

Sin duda se trata de enfrentamientos realmente importantes, sin embargo son problemas menores en el contexto de las estrategias con títulos de bolsa de bolsa.

buscando pautas en el Sp500
buscando pautas en el Sp500

Si la norma de la que hablo no se refiere al criterio de selección de los valores, ¿tendrá que ver acaso con el volumen de la posición? Aunque este es un factor importante, no es el más crucial. Hay algo mucho más sencillo que podria mejorar tus estrategias en relación a títulos de bolsa de bolsa de forma inmediata. ¿Quieres saber qué es?
No compres títulos de bolsa en mercados bajistas.

Suena muy fácil ¿verdad? Vamos a desarrollar juntos una estrategia totalmente aleatoria y comprobaremos la diferencia que este pequeño detalle tiene la posibilidad de implicar.

Un selector imprevisible de acciones

Se piensa que cualquier simio tirando dardos a una nómina de títulos de bolsa puede escoger valores mejor que muchos inversores profesionales. tales como por aquí cerca escasean los primates dispuestos a asumir esa tarea, vamos a asignar la misión a un generador de números aleatorios. Al principio de cada mes, vamos a vender todas las acciones de bolsa y a la vez vamos a comprar un conjunto aleatorio de 50 valores de entre los constituyentes del índice S&P 500. Para ser justos, deberíamos añadir los costes como pueden ser las comisiones, como spreads y deslizamientos.

Ten en cuenta que para hacer una simulación justa, contratamos solamente títulos del S&P 500 tal igual que está formado el día en cuestión, incluso aunque esos valores ahora ya no estén con nosotros.

Esto es una condición crucial, porque los miembros actuales que cotizan a través del S&P 500 únicamente están en el índice por haber conseguido un potente desempeño histórico. Cualquier simulación que realicemos de largo plazo que utilice únicamente los actuales miembros del índice mostraría resultados más positivos, Si bien irreales. Tomamos en consideración todas las actuaciones corporativas y dividendos en efectivo y ajustamos la simulación en consecuencia.

predecir el comportamiento de las bolsas
predecir el comportamiento de las bolsas

Alguien tiene la posibilidad de pensar que elegir valores al azar parece un poco irresponsable. Para desterrar cualquier ningún género de duda al respecto, en esta simulación usaremos también ponderaciones aleatorias. Esto es, tanto la selección de acciones de bolsa tales igual que el volumen de la posición serán totalmente al azar. No habrá ninguna restricción acerca de el volumen de la posición, excepto que todas las posiciones tienen que sumar un 100% de exposición todo el tiempo. Los únicos factores fijos son que la estrategia siempre mantendrá en cartera 50 valores y siempre estará absolutamente invertida. Mantener esa cantidad de valores asegura una cartera robusta y una mejor diversificación.

Si bien tiene la posibilidad de parecer una demencia, esta estrategia da dinero. Nadie sugiere en serio que vayamos a invertir así, aunque sirve como una interesante experiencia de aprendizaje. Nos da una idea en relación a el retorno medio que deberíamos obtener, con independencia de la táctica de selección de títulos de bolsa o del tamaño de las posiciones.

Obviamente, generar una simulación aleatoria tales como esta una o dos veces no ofrece ninguna información útil. Después de todo, si tiras un dado una vez tiene la posibilidad de salir cualquier número, pero en cambio, si ese mismo dado lo tiras 500 veces (ya que andamos con el S&P 500), la media se podrá definir mejor.

Por lo tanto, vamos a generar un total de 500 repeticiones de esta estrategia aleatoria para asegurarnos de que tenemos una base suficiente para extraer conclusiones.

El potencial que tiene el azar no hay que subestimarlo

Me vais a permitir un inciso, dado que sobre el papel y pese a que muchos se van a escandalizar, esta táctica totalmente aleatoria tiene una elevada probabilidad de superar al índice.

No es que esta sea una manera especialmente buena para operar en el mercado, sino que seguir al índice sin más es una manera horrible de operar.

El principal culpable de los pobres resultados del índice es la altísima sobreponderación de las grandes compañías.

No es un secreto que el factor de ponderación del S&P 500 está en función de la capitalización de mercado, las grandes empresas igual que Apple o Microsoft dominan por completo el índice.

De hecho si os fijáis, las 6 mayores empresas que cotizan dentro del S&P 500 tienen tanto impacto en el desenlace del índice como los 250 valores más pequeños ¿curioso verdad?

Al tanto de que es improbable que la compañía más grande del mundo vaya a ser la que mejor desenlace tenga en la bolsa, puede que invertir con el índice no sea el enfoque más racional. Está clarísimo que las empresas más grandes del mundo han llegado a serlo porque han tenido resultados espectaculares en el pasado. Pese a que una vez que una empresa ha alcanzado un valor de mercado de medio billón de dólares, no es nada fácil que lo doble, tales igual que sí ocurría cuando su valor era realmente asombroso. Lo más normal es que sean otras compañías las que mejor se comporten en un futuro próximo.

estrategias de inversión sp500
estrategias de inversión sp500

La imagen que adjuntamos muestra el desenlace de la estrategia aleatoria. La línea negra gruesa que podemos ver en pantalla, muestra el índice americano S&P 500 “Total Return Index”, es decir, el comportamiento del índice del S&P 500, con los dividendos reinvertidos incluidos

Ya que nuestra simulación se beneficia de los dividendos, como ocurre en la vida real, sería injusto compararla con el índice normal ¿no creéis?.

El índice de precios dentro del S&P 500, que se usa habitualmente por analistas y medios de comunicación, no incluye los dividendos y por lo tanto muestra un desenlace peor que el que se obtendría en la realidad.

Como se puede ver, algunas de las repeticiones aleatorias han fallado a la hora de batir al índice de referencia, sin embargo en más de un 90% de las situaciones la estrategia aleatoria gana.

Si bien nuestro particular mono tirador de dardos gana a casi cada uno los gestores de fondos de inversiones en esta simulación, está claro que el apuro que se observa en la son los drawdowns, o retrocesos desde máximos. En muchas oportunidades, la táctica aleatoria genera enormes pérdidas y pasa por largos periodos de tiempo hasta que se recupera de esas pérdidas. Si te puedes permitirse el lujo de cerrar los ojos por un par de décadas y esperar, perfecto. Sin embargo, las rachas de pérdidas drawdowns significan que si inviertes a un plazo menor puedes incurrir en pérdidas significativas. Aquí es donde aparece la norma mágica y la moraleja final que debemos que grabarnos a fuego incluso los más veteranos: No compres títulos de bolsa en mercados con tendencia bajista.

 

Summary
Review Date
Reviewed Item
Seguir la tendencia de los precios
Author Rating
4