Ser autodidacta es caro. Escapa de la vulgaridad.

Recuerdo esta frase de un amigo y compañero del mundo del trading donde me repetía varias veces (si, era un poco pesado… pero era muy pragmático) y ahora después de unos años entiendo el por qué de sus palabras.

Últimamente se ha extendido tanto la filosofía “low-cost” que hasta podemos ver con nuestros propios ojos cómo se pelean brokers y formadores mediáticos, para conseguir un curso intensivo a precio ridículamente bajo, incluso he visto cursos que te salen gratis simplemente rellenando un formulario de contacto para luego suplicarte que les abras una cuenta de trading con ellos. La formación de FOREX dentro de una caja de cereales, lo nunca visto.

Es lamentable como el mundo a raíz de un exceso de oferta formativa (lo aplico a todos los campos no sólo en la formación), ha cambiado de premiar la calidad y la excelencia a subsistir produciendo productos enlatados de baja calidad. ¿Quién no ha visto en algún anuncio que te “regalan” un curso donde se te promete que aprenderás a operar en FOREX en 1 mes?

Seamos un poco inteligentes y no caigamos en estas trampas, dado que si estas “empresas” no tienen conciencia por lo menos seamos nosotros los que demos un paso al frente y exijamos unos parámetros de calidad en la formación. Dedicarse al trading o al mundo de las inversiones no es algo que podamos aprender con 3 pdfs que nos bajemos de Internet o de un indicador de moda que nos pase un amigo de un foro o incluso de que asistamos a un webinario gratuito, ser trader o un inversor constante no es algo que nos regalen por haber asistido a un curso de 40 horas, si estáis pensando eso olvidaros de sobrevivir en los mercados.

¿Un cirujano se forma en 40 horas o con 3 pdfs? ¿Verdad que no? Pues como decía mi gran maestro en la clandestinidad, ser trader es la profesión más cómoda pero más difícil que existe y tiene toda la razón, si fueran efectivos esos indicadores que nos regalan a cambio de un registro en un foro, esos libros electrónicos que nos recomendaron por Twitter, o esa charlita de ese broker tan simpático, todos seríamos traders profesionales gestionando nuestro propio fondo paseando nuestro Ferrari y desgraciadamente la realidad, la queramos ver o no, dista mucho de lo que esto.

Se puede luchar por la independencia financiera, claro está y se puede conseguir pero alejar vuestra idea de la cultura tóxica de los atajos, del éxito rápido, de los millonarios sin esfuerzo porque eso sólo existe en las películas americanas.

Tenemos dos vías en la formación la cara y la más cara (y dolorosa).

Si ya lo sé parece el chiste de “susto o muerte” pero tenía que captar vuestra atención para que no perdáis detalles de lo que os voy a comentar.
Os confieso que yo mismo cometí ese error de creer que el trading era algo que se  aprendía a base de leer libros y estudiar vídeos e indicadores. Por más que me insistían los veteranos nunca les hice caso y elegí la “vía dolorosa” del aprendizaje en el trading, que no es otra que la de aprender a base de capones o mejor dicho de morder el polvo (sirva como eufemismo), por no querer seleccionar de inicio una buena formación de base.
Y es que amigos, no existe la tercera vía o una solución intermedia a la adquisición de conocimientos en el campo de las inversiones, nuestra formación como traders o inversores, debe ser los cimientos sobre los cuales se asiente nuestro verdadero conocimiento empírico que es realmente como se hace uno un trader consistente. La experiencia es un grado y os voy a dar otros pilares en los cuales se basa un buen inversor:

  • Observación de miles de gráficos. Miles de horas observando un activo en concreto puede ayudar.
  • Experiencia en cuentas reales y papertrading. Decenas de cuentas de trading gestionadas por nosotros puede ayudar.
  • Asimilar derrotas cuando aparece el cisne negro a visitarnos. No incurrir en pensamientos negativos y simplemente detectar una derrota, salir del campo de batalla y estudiarla para que no vuelva a suceder.
  • Detectar vicios de comportamiento que puedan reaparecer en un futuro. Estudiarnos a nosotros mismos y evitar que salgan a flote los peores reflejos de nuestro comportamiento.

Hacedme caso cuando os digo que conozco a muchos inversores y traders que se han gastado importantes sumas de dinero buscando el Santo Grial utilizando sus propios medios, es sin duda el camino más doloroso y complicado de llegar a saborear las mieles del éxito (si las saboreas algún día).

Antonio Machado: “Sólo el necio confunde valor y precio”

Antonio Machado y su famosa frase de "Sólo el necio confunde valor y precio"
Antonio Machado y su famosa frase de “Sólo el necio confunde valor y precio”

De igual manera, la solución no es tan simple como tomar la opción “cara” de nuestra formación como traders, porque también tenemos personas de poca experiencia en el mundo del trading o finanzas ofreciendo su formación a precio de oro…
Este tipo de formadores, coachers o mentores de baja capacitación, son los más peligrosos porque están escondidos tras una estela de éxito al salir en medios de comunicación o haber escrito varios libros. Nadie nos puede garantizar que esta gente mediática sea o no buena en su labor, lo más que podemos hacer es aproximarnos al intentar conocer sus rentabilidades de sus portfolios a través de diferentes métodos como auditar sus propias cuentas de trading o sus incrementos patrimoniales mes tras mes, año tras año. Creedme que no hay que dejarse tampoco llevar por la afirmación de que lo caro es bueno.
También he conocido a muchos gurús del trading que basan su éxito en su imagen y no en sus resultados, alejaos de ellos lo máximo posible.

Existe la formación de calidad. Pero sé siempre selectivo.

Encontrar un buen curso sobre finanzas o un seminario de trading de alta calidad es bastante difícil, pero siempre podemos recurrir a alguien de confianza que nos pueda decir que profesionales son los mejores para que nos iniciemos en el mundo del trading, o que academia o trader cuenta con la cualificación y seriedad suficiente para que cumplamos con nuestros objetivos de aprendizaje o perfeccionamiento.

Desconfía de los “vende-palas”  y los “crece-pelos”.

Si hay un sitio donde abundan los “vende-palas” y los “crece-pelos” como dice un gran maestro que he tenido, es en el mundo de las inversiones y del trading. Debemos tener el suficiente criterio para saber que los objetivos que nos prometen a nivel formativos son realistas o por el contrario están generando falsas expectativas.
Estos cursos,academias, mentores, o coach nos ofrecerán en una charla diferentes vídeos repitiendo la frase “Si se puede” alternando sus palabras con fotos repletas de lujo y de éxito. ¿De verdad que Amancio Ortega, Warren Buffett y otras personalidades que están en la Lista de Forbes no se han rodeado de los mejores? Independientemente de su talento natural como inversores y emprendedores, hay que confiar ciertas parcelas a profesionales que nos ayuden a conseguir nuestros objetivos.
Todas estas personas que adjunto en la imagen tienen sus propios asesores personales e invierten grandes sumas de dinero en renovar sus técnicas de inversión para adaptarse a los cambios del mercado.

lista Forbes
Lista Top millonarios elaborada por Forbes

El formador que te promete ser torero por 100 euros

Disculpadme la frivolidad por el título, pero quiero causar el  mayor impacto en vosotros, sinceramente, ¿creeis que podréis conseguir ser traders profesionales con un capital bajo y haciendo un curso de 100 euros on-line? Yo os puedo demostrar de decenas de personas que conozco que lo intentaron de esta manera y fracasaron estrepitosamente. De igual manera tampoco podemos asustarnos por este tipo de gente y convertirse en un autodidacta en el trading. Todo tiene un término medio.
Como bien saben ya los traders o inversores con cierta experiencia, necesitamos cuatro factores que deben estar trabajando en armonía para que consigamos las mejores rentabilidades y conseguir lo que buscamos:

  • Formación. La formación como traders no es un proceso que lleve 40 horas y nos den un diploma, es un proceso que se empieza y nunca tiene final.
  • Liquidez. Sin un buen colchón en nuestra cuenta de trading y en líquido en el banco nunca operaremos cómodos y por tanto operaremos mal en los mercados.
  • Experiencia. Si un trader ha recibido la mejor formación del mundo y no cuenta con una experiencia en el sector, está muerto. Necesita en sus primeros pasos de un guía.
  • Talento innato. Aun teniendo todos los anteriores factores a nuestro favor, si no disponemos de una personalidad adecuada igualmente acabaremos mordiendo el polvo y más cuando operamos en mercados con más apalancamiento.

Muchos de los que han llegado lejos han sabido combinar a su favor los cuatro factores que os he comentado, con lo que es nuestra propia responsabilidad fortalecerlos y que hagan de nosotros la mejor versión de nosotros mismos.
Habiendo hecho estas argumentaciones, creo que queda sobradamente detallado el por qué debemos desconfiar de estos tipos de anuncios que nos generan expectativas en un corto tiempo y arriesgando o invirtiendo poco capital. Si los lees ¡sal corriendo!.

El indicador que te hará ser rico sólo con usarlo.

Esta es otra de las falacias más contadas desde que llevo conociendo a gente inversora a todos los niveles, el famoso Santo Grial del que todos hablamos en nuestros círculos íntimos, el indicador o sistema que nos hará rico de una vez por todas. Lo hemos visto en un foro o otro trader incauto se ha atrevido a afirmar que con este indicador llegaremos a ser ricos en cuestión de meses.
Y ahora me vuelvo a poner como abodado del diablo… ¿Crees que si ese indicador “x” que es genial existiera se vendería al público? ¡Todos estaríamos usando y no habría miseria en el mundo. No amigos, las cosas no son así y como dice mi gran maestro Van K. Tharp, el Santo Grial eres tú y tu gestión del capital y el riesgo, pero de estos hay muy pocos y los que hay (personas que han conseguido un buen sistema de trading a través de una correcto position sizing), guardan sus secretos celosamente con el pensamiento de que algún día dejará de funcionar.
Por eso también os recomiendo que no experimentéis descargando cosas de foros y páginas que nos dan indicadores geniales que nos harán ricos porque muy probablemente estaremos gastando el tiempo y el dinero.
Un buen trader se hace con talento, formación, liquidez y experiencia. No hay fórmulas mágicas ni atajos para conseguir la libertad financiera. 

Summary
Review Date
Reviewed Item
Ser autodidacta es caro
Author Rating
4