Te explicamos qué son los fondos de inversión

Los fondos de inversión, son patrimonios sin forma jurídica que forman parte de una pluralidad de inversores particulares y otras Instituciones de Inversión Colectiva, conocidos como partícipes del fondo, que forman parte de todo tipo de activos financieros (acciones de bolsa, obligaciones del Estado, divisas independientemente del país, materias primas o “commodities”, etc.) o activos que no son considerados como financieros (los bienes inmuebles o por ejemplo las obras de arte, etc…).

Diversas formas de clasificar e identificar los fondos de inversión para conocerlos mejor

La clasificación de los fondos de inversión se puede realizar de muy diversas formas: en función del destino de sus inversiones; de su vocación nacional o internacional; según la especificación y forma más concreta de su gestión, según la forma de reparto de beneficios del fondo, según su especialización, etc.; si bien, al objeto de una mejor comprensión o localización de éstos, y siempre atendiendo a la normativa española, en cuanto a productos de inversión, podemos realizar dos clasificaciones de forma principal sobre los fondos de inversión:

  • Una clasificación que sería dependiendo la forma y tipo de distribución de las rentabilidades.
  • „Y otra que sería atendiendo a la naturaleza de los mismos que forman parte del patrimonio de los fondos de inversión.

¿Cómo se podrían clasificar los fondos de inversión atendiendo a cómo se reparten las ganancias?

El criterio que se centra en cuanto a la distribución de las rentabilidades es quizás el más importante a tener en cuenta por el motivo de la fiscalidad de este tipo de inversiones. Es por esto por lo que se distingue entre los fondos del tipo “de renta o reparto” y los fondos de inversión considerados como de “capitalización”, de “acumulación” o “crecimiento”:

  • „En los fondos de capitalización, crecimiento o acumulación la sociedad gestora de los fondos de inversión, procede a reinvertir de forma regular los rendimientos obtenidos, aumentando o disminuyendo de este modo el valor de cada participación. Es por esto por lo que el inversor no percibe nada hasta que no procede a su reembolso total o parcial, recuperando su inversión inicial con las ganancias o pérdidas acumuladas hasta la fecha. Este es el sistema más utilizado en España para los fondos de inversión convencionales.
  • „En los fondos de reparto o de renta se reparten los beneficios obtenidos a sus partícipes en forma de dividendos.  Es por lo tanto, que el inversor que los contratase, podrá adquirir una renta de forma periódica y, de forma adicional, en el momento que desee por parte del inversor, se podrá cerrar sus posiciones. Este sistema es aplicado de forma general por los llamados Fondos Inversión Cotizados (ETFs).

¿Cómo se clasifican los fondos de inversión atendiendo al tipo de inversión?

Por otro lado atendiendo al criterio de la naturaleza de la inversión, es decir, según el tipo de activos en los que el fondo invierte su capital, la normativa española establece dos criterios generales de clasificación, como se indicó anteriormente, es decir, los fondos de inversión de carácter financiero y los fondos de inversión de carácter no financiero.

A partir de esta clasificación se han creado unas modalidades específicas y se han eliminando las previamente existentes y tan populares (FIM, FIAMM). Podéis revisar estas en el gráfico que adjuntamos:

clasificación de los fondos de inversión
clasificación de los fondos de inversión

A parte de todo lo comentado anteriormente, y casi por necesidades para adaptarse a diferentes normativas relativas a inversiones, se han establecido con el tiempo diferentes modalidades de fondos de inversión que podríamos englobarlas en un número bastante elevado que se centran en diferentes universos de inversión, haciendo que el alcance de estos estén más especializados en un activo en concreto (fondos de bonos, high yield, mixtos, monetarios etc…) De estos tipos de modalidades de fondos de inversión hablaremos en los siguientes artículos.