Tener madera de empresario en un mundo competitivo

Son diversos los expertos que han intentado medir el éxito en las finanzas y negocios a través de las cualidades del ser humano. Aunque si es cierto que estos estudios han presentado diferentes conclusiones cada cual más dispar, también es cierto, que muchos de estos estudios realizados por expertos, han obtenido que los factores que ayudan a considerar que tienes madera de empresario se van repitiendo en los objetos de estudio:

  • Los empresarios de éxito, se suelen considerar a sí mismo como personas inconformistas.
  • Por norma general estos empresarios y emprendedores, tienen un concepto muy claro de lo que es para ellos la libertad financiera.
  • Además de querer lograr una independencia financiera, tienen muy claro los pasos a seguir en el campo de los negocios.

Estos tres puntos que hemos reflejado, podrían ser el triángulo básico que debe formar una persona que tiene cierta predisposición a lograr sus objetivos o metas en cualquier campo, incluido los negocios o empresas.

Ahora bien, ¿qué otros factores pueden ayudar a tener esa madera de empresario que te diferencia frente al resto?

Otros factores que ayudan a diferenciarte de los demás como emprendedor o empresario.

Sin duda, hay otros factores que pueden afectar a que tengas más o menos éxito como emprendedor, y que también existen factores externos que pueden hacer que por cuestiones del destino, situación económica nacional o modas pasajeras, te quedes fuera de la carretera. Pero el objetivo del artículo, es estudiar las cualidades a nivel personal que pueden definir mejor a aquellos futuros empresarios con cierta probabilidad de éxito en los negocios.

7 rasgos inconfundibles que identifican al gran empresario

Además de las cualidades arriba descritas, podemos establecer que existen 7 rasgos adicionales que te hacen pensar que una persona tiene madera de empresario y que esta tiene grandes probabilidades de conseguir sus retos:

  • Esta persona tiene una gran motivación que le caracteriza. Por así decirlo es la gasolina que impulsa las nuevas ideas.
  • Auto-crítica y gran capacidad de adaptación. Si una persona no es capaz de ver sus errores cometidos en sus negocios y readaptarse a un mundo cambiante, está literalmente muerto.
  • Una mente abierta que te ayude a aprender nuevas tendencias, técnicas y modelos de negocio diferentes. Esto es fundamental a la hora de establecer una hoja de ruta para tu modelo de negocio y que este se adapte a los cambios futuros.
  • Cierta capacidad para asumir, riesgos. Todo en su justa medida, requiere por parte del emprendedor o empresario, que asuma cierto nivel de riesgo para poner en marcha su idea o producto.
  • Saber transmitir sus ideas. Está claro que por muy bueno que sea tu producto o servicio, si no tienes madera de empresario y no eres capaz de exponer tu estrategia a tus empleados, proveedores o clientes, estarás condenado al fracaso.
  • Una persona creativa. También seguro que coincidiremos, que un buen empresario debe tener esa chispa soñadora que le permita proyectar sus ideas y saber plasmarlas en el medio y largo plazo.
  • Tesón e instinto de sacrificio. Para saber plasmar tus sueños como empresario, todos deben arrimar el hombro, y dedicar las horas que se necesita para poder hacer tus sueños realidad. Todo se consigue con sacrificio y mucho trabajo.

Más información acerca de algunos modelos de empresarios de éxito en estrelladigital.es