Tópicos: Invertir en bolsa es sólo para ricos

¿Aún crees que invertir en bolsa es sólo para ricos? Aún me sorprenden ciertas afirmaciones procedentes de diferentes medios, desde donde se nos dibuja una imagen de el típico inversor de bolsa mondado en su Ferrari y con tráje de prêt-à-porter.

Quizás esa imagen sea más aproximada hace 40 años cuando los mercados estaban reservados a unas pocas personas, pero si te paras a pensar, ¿qué son los mercados? ¿de verdad piensas que estás tan alejado de los mercados financieros?

Párate por un momento a pensar, sobre ese fondo de pensiones que estás pagando cada mes o ese capital destinado a fondos con diferente rentabilidad, todo aquello que consumes, de algún modo u otro va a formar parte de lo que se conoce como los mercados de renta variable.

Ya lo comentábamos en algunas referencias como la del libro de Daniel Lacalle, “Nosotros, los mercados“. En cada decisión de consumo que hagamos cada día vamos a participar de algún modo, en los ciclos económicos, en definitiva, en el comportamiento de las bolsas a nivel internacional al considerar que estamos en un mundo globalizado y dependiente entre si.

Entonces, la visión de que, invertir en bolsa es sólo para ricos está totalmente alejada de la realidad dado que cualquiera de los presentes que quiera, puede intervenir de una forma directa sobre la compra de títulos de una compañía que cotiza en bolsa.

¿Puedo invertir en bolsa con muy poco dinero?

libro de Daniel Lacalle Nosotros Los Mercados
libro de Daniel Lacalle Nosotros Los Mercados

Claro que sí, otra cosa es que te compense, dado que entre comisiones de compra venta e intermediación puede realmente ser una operación algo absurda comprar acciones de Santander, si entre que compras y vendes, acabas gastando más del beneficio posible de la compra venta, cuestión de lógica y sentido común.

Existe en la actualidad, diferentes técnicas o estrategias de inversión a medio y largo plazo que pueden interesarte a la hora de comprar títulos de una compañía que cotice en el S&P 500, Dow Jones Industrials o IBEX 35.

¿Y cuanto invertirías si puedes comprar sin mínimos en bolsa?

Muy sencillo, si te consideras un inversor conservador, eso es que ya tienes un colchón de liquidez lo suficientemente grande como para considerar que quieres invertir en tu plan de pensiones e ir formando tu propia cartera de inversión con acciones de bolsa.

Si ya has cumplido todos tus objetivos de liquidez y cuentas con que ya tienes ese colchón que va a permitir que duermas a pierna suelta cada noche, puedes pasar al siguiente punto de ir comprando participaciones de tu futuro plan de pensiones e ir acumulando para tu propia cartera de valores a razón de:

  • Compras puntuales anuales, digamos que haces una única compra anual con cierto capital en acciones de alta capitalización (conocidas como blue-chips)
  • Compras trimestrales o semestrales, que te van a permitir tener una cartera diversificada entre valores importantes de alta capitalización y valores de medio plazo con gran rentabilidad.

A partir de ahí, no recomendamos para nada aumentar la cadencia de compra venta de acciones, dado que el labor especulativo, no sólo puede afectarnos seriamente en los gastos de comisiones con nuestros broker online, sino que es muy probable que caigamos en los típicos errores tan conocidos por traders y especuladores a corto plazo como lo son el sobreoperar, apalancarse y en definitiva no gestionar correctamente los riesgos que asumimos a la hora de comprar acciones.

Invertir en bolsa es sólo para ricos, por lo tanto, es una solemne mentira, pero ojo, no todos vamos a estar preparados tanto a nivel de liquidez, conocimientos y preparación psicológica a la hora de formar de una parte más activa de lo que son y representan las bolsas de acciones que conocemos.




Lo que te recomendamos es que:

  • Si tienes realmente en mente invertir en bolsa, cuentes con una buena formación financiera.
  • No presentes algunos rasgos tan perjudiciales para invertir en bolsa, como lo puede ser patrones de impulsividad o tiendas a ser auto destructivo cuando las cosas no van como tu quieres (es muy probable que los mercados no te den la razón muy a menudo y debes estar preparado mentalmente para ello)
  • Y por supuesto, aunque no seas rico, no debes depositar en los mercados financieros aquel dinero que no vayas a necesitar a corto o medio plazo.

Como puedes ver, son consejos realmente sensatos y que debes tener bien presente si quieres convertirte en un buen inversor.