Trading con sistemas automáticos

Cada vez se está extendiendo más el trading con sistemas automáticos dentro de la comunidad de inversores y traders. De hecho el propio José Luis Cárpatos en su última edición de “Leones contra Gacelas”  comenta que nos encontramos en un momento decisivo en la evolución de los mercados y es que estamos asistiendo a la eliminación de muchos operadores “humanos” en cierta medida por un mayor crecimiento de las máquinas automáticas que practican el HFT (High Frecuency Trading) y que van ganando terreno en los mercados financieros.

Obviamente este tipo de máquinas sofisticadas están en manos de unos pocos, dado que su desarrollo en software y hardware ha costado una fortuna. Esto causa que cada vez los traders tradicionales vayan confiando poco a poco en los sistemas automáticos de trading.

Los sistemas automáticos de las máquinas en poder de los “Smart Hands” son demasiado sofisticados y complejos, sería imposible seguir su comportamiento para un operador retail, lo más recomendable para el usuario final es en centrarnos con un método concreto, semiautomático, pero con intervención humana, aunque cada vez están llegando más sistemas interesantes completamente automáticos que conviene tenerlos más en cuenta.

Estamos sin duda a un punto de no retorno donde no nos queda otra que adaptarnos a los nuevos tiempos o acabar siendo extinguidos como los dinosaurios. La principal virtud de los sistemas automáticos es que eliminan el factor de la emoción humana, evita la indisciplina de nuestras propias normas, en definitiva el psicotrading.

Consideraciones de los sistemas automáticos

trading robot
El uso de los robots en el trading

Un sistema que consideramos bueno, debe ser lo más robusto posible pero debe tener cierto grado de especialización en el marco temporal y en el activo donde vaya a operar. Podríamos considerarlo como ese obrero de una empresa polivalente pero que tiene ciertas cualidades innatas en un campo determinado, esto hace de él un trabajador valioso. En el plano de los sistemas de trading sucede lo mismo, buscamos la robustez, polivalencia y cierto grado de especialización en un campo en concreto.

Para diseñar un sistema se ha debido probar en su fase de desarrollo en el pasado, podríamos establecer que cuanto mejor se haya comportado en el pasado mejor, pero que deberíamos ponderar más los resultados más recientes del sistema: “¿De qué nos sirve si nuestro sistema arrojó unos resultados fantásticos en el 2009 si en el 2014 ha perdido todas las ganancias?”. Por esto mismo debemos siempre ponderar el resultado más reciente sin perder la vista atrás el comportamiento en el pasado.

Las fases de estancamiento o “Stagnation en el sistema”   este es uno de los factores también a tener en cuenta dado que vamos a tratar de eliminar esas fases de estancamiento o agotamiento en la curva de equidad que arroja nuestro sistema. Para ello existen diferentes técnicas para evaluar una correcta “Equity Curve” en nuestro sistema de trading, yo lo llamo “hacer análisis técnico dentro de nuestra propia curva de equidad” y es así, existen numerosas técnicas para observar nuestra curva de capital que arroja nuestro sistema y determinar cuando este sistema debe ser reoptimizado y readaptado a las condiciones del mercado actuales, o simplemente desconectarlo.

Una de las normas de oro que debemos tener presente es que debemos probar nuestro sistema en varios mercados y realizar una optimización a nivel de periodos pero conservando el diseño inicial, si vemos que se adapta en varios de los activos que hemos analizado, simplemente readaptando los periodos de un indicador en concreto, podremos afirmar que nuestro sistema es robusto. También hay varios ratios dentro del campo que pueden hacernos pensar que el sistema es robusto o nos pueden dar cierta idea de que lo es:

  • – Ratio Sharpe
  • – % Stagnation
  • – Stability
  • – SQN 
  • – Profit Factor
  • – Porcentaje anual de ganancias / DD Máximo
  • – Simetría

En definitiva, debemos auditar correctamente nuestro sistema y por supuesto ponerlo en “cuarentena” en caso de que alguno de los factores comentados se salgan de lo normal. Nosotros en todo momento, como los jefes de una empresa vamos a ser los máximos responsables de nuestra propia cartera de sistemas que diseñemos y como tales debemos siempre estar pendientes a través de informes periódicos de que nuestro sistema de trading está trabajando correctamente.