Ventajas y desventajas de los créditos rápidos

Los créditos rápidos son una de esas herramientas de financiación siempre rodeadas de polémica. La mayor parte de los usuarios que recurren a ellos suelen estar en condiciones de necesidad y carecen de otras vías de financiación alternativas. Ahora bien, para valorar adecuadamente la conveniencia de los préstamos rápidos, conviene analizar más pormenorizadamente todas sus ventajas y desventajas, pues pueden resultar una alternativa apropiada o no, según nuestro caso concreto.

Por supuesto, siempre que se recurra a cualquier forma de financiación, es importante informarse bien y contrastar las distintas alternativas. Para ello, una herramienta muy útil es el comparador de créditos rápidos de Busconómico, en el que se recopilan las principales entidades prestamistas.

Principales ventajas de los Créditos rápidos

La rapidez en la concesión de estos préstamos es probablemente su característica más llamativa. La propia ASGECO (Asociación General de Consumidores) ha destacado que se trata de un producto de financiación atractivo debido a su rapidez e inmediatez. No obstante, conviene ampliar esta información.

-Tramitación rápida y papeleo reducido:

conseguir dinero rápido
conseguir dinero rápido

Si bien cada préstamo establece sus propios trámites, lo cierto es que, por regla general, la concesión de este tipo de créditos tiene lugar de una forma muy rápida. En muchos casos, el proceso no demora más de 24 a 48 horas, y apenas es necesario presentar una documentación básica, tal como el documento de identidad y un recibo o justificantes bancario. En algunos casos, se nos pedirá acreditar alguna fuente de ingresos, aunque tal como veremos a continuación, este no es un requisito común a todos los créditos rápidos.

Por otra parte, algunas opciones dentro del mercado han comenzado a incorporar herramientas online, de forma que la tramitación pueda realizarse íntegramente a través de Internet, evitando las molestias ocasionadas por un desplazamiento. En algunos casos, la documentación es recogida a través de un servicio de mensajería enviado a nuestro domicilio. En otros casos, todo el proceso tiene lugar mediante el uso de softwares de verificación en línea.

-Concesión mediante garantía personal:

aspectos que no conocías acerca del dinero rápido
aspectos que no conocías acerca del dinero rápido

Si bien algunos créditos rápidos pueden establecer garantías complementarias, en un gran número de casos no será necesaria la presentación de aval alguno. Únicamente estaremos solicitando el dinero poniendo como garantía nuestra voluntad de devolverlo. Esto puede suponer una gran ventaja para quienes no disponen de bienes en propiedad, ni personas que puedan avalarles.

En cualquier caso, conviene señalar que, según cifras ofrecidas por AEMIP (Asociación Española de Microcréditos), el 70% de las solicitudes son rechazadas porque sus solicitantes se encuentran dentro de algunos de los ficheros de morosos, como ASNEF o RAI, o bien no han sido capaces de demostrar los ingresos necesarios.

No obstante, para esos casos, existen en el mercado, préstamos rápidos que son concedidos a personas que figuren en dichos registros de mororos. A este respecto, conviene tener en cuenta las recomendaciones de ASGECO, y evitar entrar en una espiral de deuda que termine por volverse ingestionable. En caso de figurar en un registro de morosos, será necesario analizar primero el motivo de tal presencia, antes de solicitar un nuevo crédito que quizá no podamos pagar.

-Ausencia de explicaciones:

La mayoría de los créditos rápidos suelen englobarse en la categoría de créditos al consumo, y no es necesario indicar el objeto al que vamos a dedicar la obtención del dinero. La finalidad del préstamo queda a la entera discrecionalidad del beneficiario. Esto puede ahorrar muchas explicaciones inoportunas o incómodas que no se deseen compartir.

-Gran variedad de franjas de crédito:

La oferta de préstamos rápidos que hay en el mercado incluye préstamos por cuantías que pueden ir desde unos pocos cientos de euros hasta varios miles. Gracias a esta variedad es factible encontrar aquel que mejor se adapte al gasto específico al que debemos hacer frente. Las cuantías más pequeñas se engloban en una sub-categoría conocida como microcréditos y, en efecto, pueden suponer cantidades muy bajas. En estos casos, existe una ventaja añadida, como es el hecho de que el primer micropréstamo puede concederse libre de intereses. En estos casos, el primer crédito sirve para familiarizarse con el servicio, si bien nada impide utilizarlo únicamente en esa ocasión.

Principales desventajas de los préstamos rápidos

-Elevados intereses a pagar:

Probablemente, el principal inconveniente de los créditos rápidos es el interés que éstos imponen, ya sea sobre el capital prestado o como consecuencia de la demora en los pagos. ASGECO ha advertido acerca de algunos intereses “abusivos” que se agravan, especialmente, en el momento en que se falla en el pago de las cuotas.

A la hora de contratar un préstamo rápido, lo más prudente es comparar la TAE (Tasa Anual Equivalente) de los distintos productos financieros que tengamos a nuestro alcance, y sólo entonces, escoger aquel que mejor se adapte a nuestras circunstancias.

-Los mayores créditos exigen condiciones añadidas

Si bien obtener un préstamo de 300 euros es relativamente sencillo, las condiciones se vuelven más exigentes conforme las cifras se elevan. Existen préstamos rápidos de 10.000 euros o más; sin embargo, se suele requerir la acreditación de nómina, pensión o cualquier otro tipo de fuente de ingresos recurrente. Igualmente, se suele solicitar la presentación de un aval. Es entonces cuando hay que extremar las precauciones y calcular con precisión si se va a poder hacer frente a los pagos de en el plazo estipulado. De lo contrario, podría llegarse a una incómoda situación de embargo de bienes.

Conclusión

Tal y como ha señalado AEMIP, los créditos rápidos han de utilizarse como un producto de financiación ocasional que sólo ha de utilizarse de forma esporádica y “para solventar situaciones puntuales”. En ningún caso deberían emplearse de forma sistemática ni como principal vía de financiación para los gastos habituales.

Antes de contratar un crédito rápido, es necesario ser plenamente consciente de las ventajas y desventajas de estos productos, así como estar adecuada y totalmente informado acerca de todas las opciones disponibles en el mercado y sus correspondientes condiciones.

1 Comentario

  1. Desde Anticiposmoncloa queremos explicar cómo trabajamos en el sector de los microcréditos.
    Nosotros realizamos los créditos rápidos a través de nuestra oficina, haciendo que la contratación sea personal y no online, así tenemos la posibilidad de comunicar al cliente la siguiente información: que nos conozca como entidad que concede el crédito rápido, el importe total a pagar, la duración, los costes del crédito rápido, el tipo deudor, y las consecuencias del impago. Todo esto viene reflejado en el contrato de préstamo que se entrega por escrito al cliente.

Dejar respuesta