La visión o sueño de un emprendedor cualquiera

Conoce el sueño de un emprendedor cualquiera, que puedes ser tu perfectamente. No sé si este sea tu caso, pero he oído hablar a muchos emprendedores y decir que ellos comenzaron con un sueño. Toda idea empresarial, hablando con diferentes empresarios y emprendedores de renombre, parece haber sido el fruto de una idea principal incubada con mucha ilusión y cariño desde su inicio.

El sueño de estos puede parecerte sencillo, reinventarse como profesionales y montar su negocio, uno propio.

Hasta aquí todo va bien, ya que soñar lo hace cualquiera y soñar no cuesta nada como suelen decir… De hecho, fantaseas con lograr a cumplir ese sueño pero ¿realmente te beneficia soñar si trasladamos esa visión al campo de los negocios?

Para plantear el dilema si conviene soñar para un emprendedor, antes debemos establecer claramente qué entendemos por visión o sueño y luego podremos adaptarnos y obtener la mejor lectura

Definamos el sueño de una visión

Si tienes esa visión fuerte y potente puede que estés dotado de fuerza y espíritu. Al unir todo esto y ponerte a pensar, es eso lo que te hace seguir adelante y poner en marcha ese sueño.

Pongamos un ejemplo que define lo que pretendemos decir: Ocuparse en contraposición de preocuparse.

Dicho de otra manera, te pones a pensar, si a continuación, si te preocupas; dejas de ocuparte del asunto. El tiempo de un emprendedor es limitado, ya que tiene tantas cosas en mente que ocupas en tiempo en todo, ocúpate realmente de lo que tú quieres y verás el cambio tan positivo que aparece en tu vida de emprendedor.

Cambia tu sueño en una visión, la visión te formara en lo que realmente quieres hacer.

Cada vez que te justificas el no hacer nada, recuerda que a ti mismo te mientes y no piensas en comprometerte de verdad. Es como alguien que desea cantar pero nunca la oyes cantando, ni practicando

Deja de soñar y crea tu visión de negocio

Puede que con el tiempo hayas conocido a alguien que le fue mejor que a ti y sientas un poco de envidia, pues usa la envidia para fijar tu objetivo. La envidia puede ser un objeto que te ayude a fijar tu visión.

Ya deja de pensar tanto y fijarte en los demás y reaccionan, el mundo pide a gritos las ideas que puedas tener.  Permítete revisar tu visión la tuya propia. Si encuentras tu visión, decídete y lánzate a conseguirla. Aquella con la cual te sientes libre cómodo.

Summary
Review Date
Reviewed Item
La visión o sueño de un emprendedor cualquiera
Author Rating
4