Volvemos a los rumores de la salida de Grecia de la Eurozona

Quizás los que ya estéis relacionados con los conceptos de análisis fundamental, sobre todo aquellos que estén curtidos en la lectura e interpretación de indicadores fundamentales y datos macroeconómicos, pueda sonarle el informe Sentix que es elaborado por una consultora especializada en materias económicas y que suele ayudar a realizar diferentes informes posteriores sobre la marcha de una economía.

En el caso de la Eurozona y el eterno cuento de la salida de Grecia “Grexit”, los últimos datos arrojan una posible salida del país heleno de la zona euro, son más que probables.

Desconocemos si existe “una mano negra” especulativa que haya dado cierto fundamento a la noticia o por el contrario podemos tomar como válidos los informes publicados por la consultora Sentix, el caso es que el escenario no pinta excesivamente bien para Grecia y por ende para los que apostaban por un Euro reforzado tras las reuniones del Eurogrupo.

Según las informaciones que nos han hecho llegar, el sondeo elaborado por la consultora Sentix, realizo sendas encuestas a diferentes individuos entre medio teniendo en cuenta a algunos gestores de capital.

Los resultados no podían ser peores para los que se aferraban a la idea del país heleno dentro de la zona Euro, los informes decían que un 37,3% tienen una posible previsión de la salida de Grecia de la Eurozona esperada para los próximos meses, esa medida podría no ser realmente indicativa si por ejemplo, no se hubiera tenido en cuenta que la anterior encuesta reflejaba que apostaban por salida de Grecia de la Eurozona un 22,5%, que se realizó en el pasado Enero del presente año.

Esto parece que la tendencia de desconfianza con Grecia y su futuro dentro de la zona Euro va creciendo poco a poco, haciendo que se vaya quebrando la confianza en las palabras integradoras del reciente primer ministro Alexis Tsipras.

La posibilidad de que se produzca lo que ya conocemos en el argot geo-económico como “Grexit” (salida de grecia) cada vez va cobrando más fuerza, al menos que los gestos integradores vuelvan por parte de la unión europea y el país heleno.